Cuando se trata de ti

Cuando se trata de ti, el mundo está del revés, pero nada se cae por efecto de la gravedad. Puedo dar vueltas y vueltas y no marearme. No hay viento que me agite tanto como tu aliento en mi nuca. Ni leyes físicas, ni viento, ni brisa. Cuando se trata de ti, no me importa ser la víctima de tus robos, porque robar suspiros no está penado, y los jadeos te los regalo, para que…

Sóplame

Soplar… Es acariciarte con el aire que sale de mi boca Suspirar… Es arrancarte del hueco de la ausencia Imaginar… Es tenerte a mi lado a pesar de la distancia Muéstrame de qué forma puedo soplarte  cuando estás lejos Suspirarte cuando estás cerca Imaginarte cuando duermo Suspírame si te dejo mañana Imagíname si te falto ahora Pero sóplame en este instante Sóplame hasta erizarme… Para que nunca tengas que imaginarme Para que nunca tengas que suspirarme

Llévate mi cuerpo

Llévate mi cuerpo Te invito a mezclarnos como dos colores distintos de plastilina Para nunca más poder separarnos Rescátame de los espacios en blanco que hay entre mis palabras Y llévame hasta el cielo disfrazada de fuegos artificiales Llévate mi cuerpo Si lo haces sabrás que sé escribir poemas sobre el agua Y que cuando nieva sobre una hoguera No hay nieve lo suficientemente helada Que no termine por derretirse Llévate mi cuerpo Secuéstrame y luego trata mi síndrome de Estocolmo Déjame…

Antes de ti

    Antes de ti estaba yo Después de ti queda mi hueco Y en él retumban las palabras Y chocan con las paredes de mi interior Como un eco me devuelve mis suspiros Cuando antes me devolvía tus silencios Antes de ti estaba yo Después de ti queda un vacío Si miro al abismo siento vértigo Y resbalo como si caminara por el hielo Si miro al frente no hay horizonte Entonces, cómo sabré dónde comienza el cielo Antes de ti…

Disección

Disección Por un lado las vísceras y por otro el corazón Autopsia de mi amor fallecido Asesinato de un sentimiento Con premeditación y mucha alevosía Con nocturnidad hasta que amaneció Mi veredicto Culpable de haberte querido Mi condena El hastío Juicio rápido sin testigos Sin recurso posible Sentencia firme Tu veredicto Culpable de no ser inocente Tu condena Mi ausencia en cadena perpetua Y obligado a pagar las costas De toda una vida juntos Disección Por un lado las vísceras y por…

Hasta evaporarme

Sólida como una roca A veces diamante A veces carbón Sobrevivo porque soy dura Pero susceptible de derretirme como la nieve Un chaleco antibalas para el amor Una mujer de hielo Líquida como el agua clara A veces dulce A veces salada Húmeda y escurridiza Mojada y fluida Lista para una cascada de sensaciones A punto de desembocar en un mar que lleva tu nombre Gaseosa como un suspiro A veces jadeo A veces lamento Muriendo por condensación de mis deseos Volátil,…

Adicta

Soy adicta a ti, adicta como el respirar. Es tan cierto lo que te digo, como que muero un poco a cada minuto que vivo y que, a pesar de estar muriendo, quiero seguir viviendo cada minuto contigo. Soy adicta al miedo a perderte, con tanta intensidad que hasta el miedo me teme. En un ir y venir por escapar o poseerte, pierdo el presente y me convierto en una imagen fija, sin movimiento, un fotograma de mi propia existencia. Soy adicta…

Cenándote

Me gusta cocinarte a fuego lento Dejarte al punto de sal Aliñarte con miradas de deseo Y saborearte como un manjar. Pero no quiero promesas de postre Ni cafés amargos de mañana te llamo Me conformo con tu cepillo de dientes en mi baño Al menos de vez en cuando. Me gusta prepararte sin guarnición Como  plato único del que pueda repetir Mojando pan en tu salsa picante Chocolate negro y caliente para sucumbir. Pero no quiero “tequieros” indigestos Ni pastas de…

A ti.

A ti, por amarme con libertad como sólo un hombre sabio sabe hacerlo, sin ponerle puertas al campo, ni ventanas al cielo, sin código de barras, ni fecha de caducidad. A ti, que cuando creí morir no dejaste flores en mi tumba, sino que me hiciste el boca a boca y lograste resucitarme. A ti, que siempre has sabido dar un paso atrás para dejarme brillar y no pisar mi sombra. A ti, cuya fe en mí siempre ha sido tan intensa,…