Conversaciones en morse

 

Me quedo con la música del cabecero de nuestra cama

Hablándole en morse a la pared

Una sinfonía de percusión

Que convierte todo lo demás

En un ruido hueco y sordo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *