La revolución

Creo que la auténtica revolución está en ser feliz, en amar, en reír…

El peso del odio en nuestro espíritu debería ser el de un suspiro.

Parece sencillo pero es una tarea altamente complicada porque, como diría Albert Camus, la estupidez siempre insiste.

Tengamos el coraje de vivir día a día sin apartarnos de nuestros objetivos, los construidos desde la honestidad.

La luz atrae a la oscuridad como un imán, porque la necesita para seguir siendo.

Por eso es tan difícil, porque debe ejercer una fuerza más intensa pero en sentido opuesto, para no dejarse atrapar.

Hay quien sucumbe.

Hay quien se deja vencer.

Hay quien le planta batalla y termina agotado.

Pero también hay quien aprende el fino arte de debilitar a la maldad, negándole el interés que reclama.

Los monstruos desaparecen cuando enciendes la luz.

Siempre resulta que eran sólo sombras.

 

3 respuestas a “La revolución”

  1. Lidia dice:

    Bravo!

  2. Sandra dice:

    Qué verdad más grandeee. Paz. Gracias por tus palabras. Son pura miel.

  3. Nuria Garcia dice:

    Que decir, haces de las letras…. un sin fin de sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *