Hace tiempo que no paso por tu cuerpo

                            Hace tiempo que no paso por tu cuerpo. Hace tiempo que me bebo las ganas de respirarte hasta que te falte el aire. Y me he quedado seca y yerma. Y mi piel es un paisaje desolado y en calma que ya nadie sopla para erizarlo.   Hace tiempo que no abrazo tu espalda con mis pechos. Hace tiempo que la…

La muerte de Nadie

    Nadie nació sin llorar, un día cualquiera. Le parieron sin ganas y le obligaron a vivir. La vida lo atrapó, cogiéndolo de un puñado y sin pedirle permiso, y lo convirtió en el dado de una partida de parchís. El día que murió Nadie era un día cualquiera. Ni era triste, ni era alegre, su anodina vida le abandonó, obligándole a morir de la misma forma que  la vida le…