La mujer sin sombra

    Nació una noche de luna llena, a escondidas del reflejo plateado que rozaba las aguas. Lo hizo en silencio, para que su llanto no rompiera la quietud de la noche ni perturbara el descanso de los pájaros. Siempre fue distinta y saber que lo era alimentó su hambriento espíritu de soledad.   Los niños le tenían miedo porque era la niña sin sombra. El sol se…