La carta que nunca escribí

La carta que nunca escribí quiso ser un poema escrito de noche, pero al nacer el día, sintió ridículo de sus versos que obscenos se habían desnudado para ti, sin pudor alguno, la noche anterior.

La carta que nunca escribí dejó hueco el buzón de tu casa. Al abrirlo, el vacío de la ausencia te dio frío y extrañaste mi letra en un sobre y mi pensamiento en un papel. Pero como si se tratara de algo contagioso, también tú teléfono quedó mudo y ese silencio me martilleó las sienes durante días.

La carta que nunca escribí iba a  serlo de mi puño y letra, de esas que llevan sello y viajan por la ciudad hasta alcanzarte. Iba a serlo de mis miedos y mis certezas, con la tinta dibujando palabras hilvanadas  cosidas con bolígrafo. No tenía miedo a los tachones, ni siquiera a las faltas de ortografía, porque de haberla escrito, hubiera sido tan perfecta como la imperfección me hubiera permitido.

La carta que nunca escribí murió en el fondo de una papelera antes de ser escrita, arrugada pero no de vieja, herida de muerte pero no enferma. Me hubiera gustado que hubiera dormido el resto de sus días hasta amarillear, entre las páginas de un libro, donde se guardan las cartas importantes. Pero la suya fue una muerte temprana de lo nuestro, tan  joven, que incluso antes de nacer intuimos ya su fallecimiento. De haberlo sabido, ni siquiera te hubiera concebido en mis deseos.

La carta que nunca escribí pensaba contarte cuánto te quería, incluso pensaba firmarla para que quedara constancia como en un contrato. Pero tus ojos me dijeron antes de que lo hiciera y sin ni siquiera tú saberlo, que los contratos son cosas de dos y los amores no se negocian. Y tú no estabas por la labor.

Por eso, la carta que nunca escribí será esa que nunca recibas, la que nunca leerás, la que tal vez intuyas pero te perturbe la duda. Sólo quería que lo supieras, que lo tuvieras presente cada vez que abras el buzón de tu casa y sólo encuentres correo bancario. A veces las ausencias evocan más el recuerdo y aunque te suene a reproche,  no lo es, tan sólo quería que supieras que la carta que nunca escribí iba a ser la más hermosa que tú jamás hubieras leído.

38 respuestas a “La carta que nunca escribí”

  1. Carmen dice:

    Uffff!!! Qué pasada!!!

  2. Ana Ortiz dice:

    Pufff! Duro y directo! Paz en estado puro. BS

  3. ovidia dice:

    Precioso

  4. Liliana dice:

    Qué manera más bonita de mandarlo a la porra jajaja

  5. m carme dice:

    …buff…hermoso, hermosísimo…!

  6. Fernando dice:

    Cuanta razón, “Los amores no se negocian”. Besos Paz

  7. Jesús Locampos dice:

    La carta que no escribiste dejó sin jadeos la noche que no pudo existir.

  8. Beaenlasnubes dice:

    Me he quedado sin palabras… ¡Qué preciosidad! Hay alguien que debería leerte y no sé cómo hacerlo.

  9. Mireya Rincón dice:

    Muy bello. Tu carta me recuerda la que yo tampoco escribí.

  10. Mª José dice:

    Belleza e inteligencia es lo que destilan tus versos. Estaba bien claro que esa carta nunca sería escrita, incluso antes de conocerle ya lo sabías…. Muy bello Paz

  11. camarbel dice:

    el papel lo aguanta todo, también el paso del tiempo, la mensajería electrónica desaparece como “lágrimas en la lluvia”…

  12. Niala dice:

    Como siempre das en la diana de nuestros corazones…Chapeaux Paz.

  13. liza sanchez haro dice:

    Hermoso, hermoso

  14. Vane dice:

    aleee no sé ni si comentar, porque no he sido la única que hoy has “calcado” en tus palabras!!
    ufffffffffffff
    sólo eso, ufff!!!!
    Millones de besos

  15. Adrian dice:

    Los amores que mueren antes de nacer, son amores recordados, anhelados y deseados, cuando vivimos en el desamor.

    Preciosa carta no escrita Paz. Maravilloso!!!!

  16. GENI dice:

    ese recuerdo de una carta…de una bonita e increible historia por nacer será sin duda algo que le persiga al destinatario…una terrible y auténtica tortura …quizá en parte fomentada por él.. por la poca madurez y poco compromiso ..aceptado de esta relación….pudo …pero no fue.. esa incertidumbre que nos haces patente en tus escrito demuestra querida Paz..la maestria que posees en hacernos reflexionar por un momento de las incertidumbres que asolan al ser humano…besos Paz

  17. Fernando Marchuet Peréz dice:

    Hay cartas que nunca deberían de escribirse y otras que nunca deberían de enviarse, las más están bien olvidadas y perdidas en la memoria.

  18. Miguel dice:

    En fin, se la perdió. Muy bueno Paz.

  19. Robert de Niro dice:

    Nos lees la mente…

  20. Nines dice:

    Que sutil y elegante eres.! Ignorar a una persona es el mayor desprecio. Genial Paz.

  21. Loli dice:

    No sé, no puedo comprender, como consigues enlazar, unir, colocar, cada palabra en su lugar, y hacer que podamos leer, ver y sentir, hasta reflejar cosas que estan aqui, en mi.
    Gracias Paz es un deleite leerte, no tienes desperdicio!

  22. MARÍAN sánchez. dice:

    Precioso Paz…Y generalmente las cartas o poemas que nunca enviamos-por miedo a desnudar el alma ante otros suelen ser las más auténticas..

  23. Pilar Perez dice:

    Sin palabras, directamente al fondo del corazón. Un beso mi qquerida amiga.

  24. Concha Tejero dice:

    Me he quedado noqueada, me han llegado muy dentro tus palabras, porque me ha recordado, que yo también tuve una carta que nunca escribí, y que sembró la incertidumbre, la duda, el temor al rechazo, y se convirtió en restos de un amor que no pudo ser.

  25. Mayela dice:

    Bellísima carta! Un placer leer tus palabras,saludos y abrazos desde México.

  26. ana dice:

    Estupenda Carta Paz, todos guardamos una de esas. Felicidades y gracias por poner en tus letras algo de cada uno de tus lectores….. Besitos

  27. Caremn dice:

    Madre mía! Parece mi historia, el amor no se negocia como si fuera un contrato! Y, como duele!

  28. Pilar A. dice:

    Una preciosa y tristísima misiva no llegada a leer. Curiosamente, algo muy parecido escribí y, no envié nunca, a un amor/desamor de hace tiempo ,mil años, por ejemplo. Lo insufrible del tema es que esa personita sigue presente en mi piel a pesar de la distancia y el tiempo. un enorme abrazo.
    Pilar.

  29. Agustín dice:

    Me gustó

  30. Manolo dice:

    Genial, me ha encantado. Encontré tu blog de casualidad porque yo también tengo una entrada llamada “La carta que nunca escribí”

    Te dejo la dirección por sí te animas a pasar: mapigon.wordpress.com

    Un saludo.

  31. Mientrasleo dice:

    Ayer tras mirar tu libro me dieron esta dirección en twitter y aquí estoy para leerte.
    Me ha gustado tu estilo, con tu permiso seguiré echando un vistazo

  32. Pedro dice:

    Microrelato nocturno y al calor de una noche de inspiración

  33. Raul dice:

    Lo mismo me ocurrio a mi…

  34. Paz Castelló dice:

    Esas cartas que nunca se escriben suelen ser importantes y todos tenemosaalguna en el fondo de la papelera por lo que me contáis en vuestros comentarios. Gracias por participar.

  35. vane dice:

    Ya comenté cuando lo leí, y hoy me sale precisamente lo mismo: ufffff!!! Besos Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *