Cuando se trata de ti

Cuando se trata de ti, el mundo está del revés, pero nada se cae por efecto de la gravedad. Puedo dar vueltas y vueltas y no marearme. No hay viento que me agite tanto como tu aliento en mi nuca. Ni leyes físicas, ni viento, ni brisa. Cuando se trata de ti, no me importa ser la víctima de tus robos, porque robar suspiros no está penado, y los jadeos te los regalo, para que…