¡100.000 Visitas!

Desde un rinconcito del salón de mi casa he comprobado que se puede llegar al mundo entero. No es magia, son sólo palabras escogidas aderezadas con sentimientos. A veces son palabras de amor, otras de desencanto, incluso las hay de rabia, pero todas ellas parecen saber volar hasta cualquier lugar del mundo, allá donde saben que van a ser leídas y sentidas. Hoy hemos cumplido las 100.000 visitas, de madrugada para no molestar, y aunque el número es eso, sólo un número,…

En mis zapatos

Me parieron descalza, nos parieron descalzos, pero al comenzar a caminar nos pusieron zapatos. Y empezamos el camino, cada uno el  suyo, ninguno el del otro, calzados en nuestros zapatos y nunca en zapatos ajenos. Yo tropecé y avancé, en ocasiones, también retrocedí, es inútil negarlo, y con el tiempo y el devenir del caminar, incluso crecí y tuve que cambiar de zapatos porque me quedaron pequeños. Sólo yo supe las piedras que pisaron las suelas de mis zapatos, sólo yo noté…

A veces mi poesía…

A veces mi poesía se me torna impertinente y suena a solo de guitarra en una banda de rock, se despierta queriendo ser insolente. A veces mi poesía se me torna un jadeo callado y suena a ronroneo de gata en tu regazo. A veces mi poesía es un bola de helado bañada en chocolate caliente, primero me quema y luego me calma. Pero siempre es ella siendo yo, siempre soy yo vestida de verso. Tal…