Rescátame

Desconozco el autor de la imagen. Si eres tú o sabes quién es, házmelo saber. Obtenida de la web www.pijamasurf.com

Rescátame, inyéctame millones de esperanza para alimentar la idea de que, tal vez,   me vuelvas a querer. Remontemos esta crisis.

Rescátame, aunque te deba la vida por ello. Déjame ser el banco de tus sentimientos, déjame morir ahogado por tus intereses si es preciso, pero aún así, rescátame.

Quiero arriesgar todo  el corazón, invertirlo en ti, ahora que eres libre y vuelves a cotizar en bolsa, ya no me da miedo la prima de riesgo, porque quien no arriesga nunca gana y eso me lo enseñaste tú mejor que nadie.

Si nuestro amor entró en crisis, fue porque no mediste las consecuencias de los créditos amorosos que repartiste a propios y extraños. Al final todo pasa factura, y tu burbuja emocional terminó por estallar, arrastrándome a su paso, a mí, que  era el único que te quería de verdad.

Y terminé desahuciado de tu vida, convertido  en un indigente sin alma buscando un refugio en techo ajeno. Indignado de puro despecho.

Después de aquello, todo fue un agujero negro. Lo que yo te di te supo a poco y mi amor se te antojó un activo tóxico. A eso yo le llamo estafa emocional y dime, ¿a quién reclamo ahora mi bancarrota?

He aprendido de la experiencia y comprendo que esa es tu naturaleza, que nunca te entregas del todo y que siempre pides mucho a cambio. Acepto los términos del contrato porque la usura de amor no está penada y tampoco atiende a razones.

A pesar de todo, quiero renegociar las condiciones de nuestro acuerdo amoroso porque sin ti no soy nada.

Rescátame, volvamos a empezar de nuevo, tengamos fe en los mercados de cariño, que a poco que los mimes se convierten en valores al alza y son una inversión segura, pero esta vez no me trates como a un banco y explora en mí más allá de mi tarjeta de crédito.

Hipotécame con interés variable si es preciso, por el resto de nuestros días, úneme a ti en gananciales, sin pensar en liquidaciones judiciales venideras.

Rescátame de esta tela de araña y seré tuyo para siempre, aunque sea a golpe de intereses.

27 respuestas a “Rescátame”

  1. Joaquín dice:

    Original versión del desparrame bancario. Prefiero este tuyo.

  2. Kathia dice:

    “He aprendido de la experiencia y comprendo que esa es tu naturaleza, que nunca te entregas del todo y que siempre pides mucho a cambio. Acepto los términos del contrato porque la usura de amor no está penada y tampoco atiende a razones”. Paz siempre tienes una manera de volver poesia lo cotidiano !! hasta la crisis!!!
    un abrazo

  3. Rafa dice:

    ¡Caramba, Paz! este texto deberían leerlo en el FMI. Hermoso relato construido con terminos casi odiados por todos. Solo tú podías coseguirlo. Como es lógico.

    Besos

  4. Fernando dice:

    Muy actual Paz, pero yo no pediria un rescate con esa coondiciones. Un beso

  5. Liliana dice:

    Qué esclavo puede ser el amor verdad ? Tanto como un préstamo bancario . Genial Paz !!!

  6. Belkis dice:

    Me encanta. Es original, y en los tiempos en que estamos es una dosis de alegría y humor.

  7. Tú lo has dicho. Aunque sea a golpe de intereses. Pero el amor que no espera nada a cambio es cada día más escaso. Nadie rescata gratis. Bueno, sí, este trozo de poesía que nos encontramos al visitar tu blog. Un saludo, Paz.

  8. Fernando Marchuet Pérez dice:

    Insisto, devórame, no me rescates, pasa de rescates, tú devórame y que me devore también la prima esa, eso sí, sin riesgo, una vez fagocitado y devuelto a la naturaleza de la forma tradicional, me convertiré en un coprito y seré la némesis de los hipotecadores y de todos aquellos que nos malquerieron, finalmente acabaré de pisapapeles en tu mesa, recordándote que “memento mori”.

  9. Quique dice:

    Palabras que en estos vientos de crisis erosionan la moral más imperturbable, pero que en tu pluma se convierten en términos amable, que invitan a la inversión de las letras del corazón. Sin intereses, con alta rentabilidad. Muy apropiado y oportuno.

  10. Rafa dice:

    Quizá sería mejor que buscase un “blue chip”… Aunque claro, siempre hay “business angels” que prefieren capital riesgo a las Obligaciones y la Deuda a perpetuidad.
    Un beso muy grande

  11. GENI dice:

    leyendo tu relato… me atrevo a decir que eres una gran conocedora de la quiebra amorosa…en tiempos de crisis… que la comparativa del sentimiento amoroso…con el momento financiero y político actual… es magistral… tú, gran analista del alma… eres la pieza fundamental para dar los toques precisos a esta situación social actual… que a buen seguro… darías las pinceladas precisas para que el RESCATE fuera la solución… besos Paz.

  12. Nines dice:

    Tercera vez que intento ponerte el comentario :))
    En serio, me ha parecido genial y asombrósamente fantástico! Eres capaz de hacer de una situación caótica y preocupante pura poesía! Todos los comentarios son buenos pero me ha encantado el de Miguel Cuenca y opino bastante igual, yo también espero que quien la provocó pague los intereses correspondientes y se haga responsable. Hay que tener un dominio y una clase especial para transformar una situación en pura poesía. Excelente Paz. Mil besos.

  13. Miguel Cuenca dice:

    Leído atentamente, debería ser un tercero quien pusiera lo necesario para recuperar la situación, pero como me ha gustado, me quedo con tu rescate y estaré atento a ver si sales de la crisis, aunque entiendo que es necesario que quien la provocó paque el interés. Un beso señora de las palabras.

  14. Agustín C Piqueres dice:

    “…déjame morir ahogado por tus intereses si es preciso, pero aún así, rescátame.” … Sadismo, masoquismo, subyugación al otro?…

  15. JOAN dice:

    Hasta en los temas más escabrosos le encuentras poesía.
    ¡¡PAZ FOR PRESIDENT!!

  16. Ann@ Genovés dice:

    Paz,
    No se podía haber hecho una epopeya mejor sobre el “amor” y el trasiego financiero al que nos hemos visto avocados.
    Me he divertido mucho leyendo esta mini tragicomedia de la actualidad.
    Besos, amiga. Siempre es un placer leerte.
    Ann@ Genovés

  17. Ana María dice:

    Por este tipo de rescate, sí que merece la pena pagar lo que pidan de intereses, hipotecarse hasta las cejas y lo que haga falta en el B.D.A (Banco del amor). ;)) ¡Genial Paz!!

  18. jaime ysern dice:

    Hola Paz, muy buena caricatura de nuestra actualidad, te falta un personaje, el tasador inquisidor,al cual se le habá olvidado ese segundo calificativo y que te preguntaba ¿Cuanto amor necesitas?
    tu respondias algo asi como 40 millones de besos y el muy generoso ,no solo acccedia, sino que con el mensajero de amor inmobiliario te decia , estás de suerte te daré 50 millones de besos, 10 más, para que abraces a la nueva cocina, cambies a gran velocidad de coche o realices un viaje de enamorados

  19. pilar perez dice:

    Pido una hipoteca al B.D.A. a 30 años con un interes muy alto, espero que me lo conceda porque no me gustaría que a estas alturas de mi vida me llegara una orden de desahucio .

  20. Marisa Martinez dice:

    Me ha gustado mucho, muy original y un tema muy actual. Escribes muy bien,me has sorprendido. Un besazo….

  21. Karmina dice:

    Concido con Joan , Paz Presidenta ….!!!!!!
    Pero cierto todo lo que dicen mis compañer@s , estos rescates, sentimientos. Me ha encantado –
    Besiss

  22. Luis Alcon dice:

    No te preocupes que llegará nuestro 15-M.

  23. Abercial dice:

    Buenos días ojazos:

    En esta lectura llena de expresiones de desesperación amorosa, vero claramente una ” Dependencia Emocional”, y así no se puede, o mejor dicho ” debe” amarse!!, pues condenas tu vida, tus necesidades, intereses, sentimientos, emociones..a las de otra persona. Así sólo esa persona es que harà a su merced lo que le dè la gana con su vida y con la del otro. El tiempo no se puede comprar, nadie te lo devuelve y jamàs volveràs a vivir un día que haya pasado. No merece la pena vivir la vida de otra persona, porque ademàs por cómo la describes, no es generoso/a .
    Con mi punto de vista, no quiero herir a nadie y respetar a los demàs lectores.
    Me ha gustado mucho Paz, como has plasmado esa “Dependencia Enfermiza”, pues, para saber lo que se siente, hay que haber escuchado, leído o sentido. Y te aseguro, es perfecto cómo caracterizas ésto. un beso.

  24. Viki Andreu dice:

    Lo tuyo no es normal
    Yo es k leyendo vivo la historia y la interpreto
    Gracias guapa,

  25. Encarna Romero dice:

    ¡Buena parábola!

  26. Pedro dice:

    Las paradojas de la realidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *