Desayuno

Desconozco el autor de la imagen, si eres tú, házmelo saber. Obtenida de la web www.etoile-divinayfabulosa.blogspot.com.es

Siempre supe que desayunar contigo sería un error, pero me quedé con hambre tras la cena  de la noche anterior a nuestro primer desayuno juntos.

Decidí quedarme y compartir sábanas para despertar en tu casa, pero sintiéndome como en una cafetería, una más de tu clientela a la que servir un café matutino.

Yo había imaginado un despertar a lo Autrey Hepburn en “Desayuno con Diamantes” y terminé por ser la mantequilla de la tostada que cae al suelo por el lado equivocado. Resbalé de entre tus manos, tal vez  por la decepción, que siempre es muy resbaladiza. Sentí vértigo al caer, probablemente por todo lo que imaginé que podría haber sido y ya sabes que la imaginación siempre apunta a lo más alto,  y me di de bruces contra el suelo, pegada a él, como una idiota pega la nariz al cristal del escaparate de la pastelería cuando está a dieta.

Aquella mañana, la cafetera silbaba rabiosa hasta el punto de dañar mis oídos que se empeñaban en recordar tan sólo, los susurros dulces de las horas precedentes. Ahora sé que sólo estaban edulcorados, para evitar compromisos matutinos, dulces, pero con cierto regustillo amargo en la lengua a poco que lo saborees más de la cuenta. Lo que pasa en la noche se queda en la noche y el día, empeñado en aportar luz a todo lo que toca, mata de sinceridad las caricaturas de historias inventadas que nacen para ser efímeras, sin más.

Y tal cual amaneció, todo se puso negro, a pesar de que hacía un día precioso. No llovía, como suele ocurrir siempre en los días tristes. Despertamos para vernos desnudos por dentro por primera vez y reconocer el uno en el otro, a ese extraño que se cuela a hurtadillas de noche y no se reconoce de día en el espejo de los ojos ajenos.

Ya no había magia, el hechizo no duró hasta el desayuno, se consumió en la cena con velitas para dos, para qué engañarnos. Ahora, nuestro café es descafeinado, la leche desnatada y hasta la mermelada está libre de azúcares, como nosotros, que somos los mismos pero sin la esencia de la pasión.

El caso es que siempre supe que desayunar contigo sería un error, pero pequé de gula y no supe cómo hacer para conformarme tan sólo con la cena. Ahora he aprendido que hay veces en las que es mejor quedarse con  un pellizco de hambre, antes que matar amores de puro empacho.

32 respuestas a “Desayuno”

  1. Espe dice:

    “Matar amores de puro empacho”… precioso… Besos.

  2. pilar perez dice:

    Si señor, precioso relato, con moraleja.
    Me ha gustado mucho Paz, besos preciosa.

  3. Kathia dice:

    “que somos los mismos pero sin la esencia de la pasión.”
    Me gusta Paz!!! un abrazo ;D

  4. Amiga,

    En la noche se ama en la mañana se verifica… Es cuando ves la verdad ante tus ojos, cuando sabes si eres la mantequilla o la Audrey de “Desayuno con Diamantes”.

    Cuando tu rostro ya no es tan interesante porque las arruguitas del trasiego nocturno se marcan más que otros días… Sí, Paz, es mejor ver y que nos vean en penumbra, así las mentiras se convierten en interrogantes.

    Muy bueno, besos,

    Ann@ Genovés

  5. Mariluz dice:

    y quién no haya tenido un desayuno amargo que levante la mano

  6. Aurora dice:

    … Aunq sea un desayuno amargo, es la realidad de muchas personas… El amor cuando se apaga, es asi.. Buenisimo Pazzz!!!! Un saludooooooooo!!

  7. CARMEN DVG dice:

    Bonito relato Paz,siempre es mejor quedarse con un poquito de hambre,asi el siguiente desayuno sabe mejor.

  8. Maria Luisa dice:

    Un gusto leerte ,me encanta como te expresas..

  9. Virgilio dice:

    Cualquier desayuno a tu lado lo imagino tan dulce y entrañable que ningún amargado/a podrá nunca estropearlo. Larga vida al bollo y al croasán! Besitos escritora!

  10. Fernando dice:

    Muy bonito Paz. Nunca una noche de pasión podrá sustituir a una de amor. Besos

  11. Carmen Figueroa dice:

    Un placer desayunar con tus relatos…. me ha encantado.

  12. Liliana dice:

    Hermoso!!! Lo leo mientras me tomo un café . Hay noticias de tus libros ?

  13. Ana O dice:

    Genial, como siempre! 🙂

  14. Nos empeñamos en colocar comas, donde sabemos que sólo cabe un punto final…
    Ay, Paz… me encantas!!! :))

  15. Rafita dice:

    En ocasiones debemos conformarnos con una cena ligera para despertarnos al día siguiente con ganas de un buen desayuno y si no tenemos nada para desayunar podemos hacer ayuno matutino, igual la comida es más interesante.

    Un saludo, Paz.

  16. Loli dice:

    Nos sucede a veces… queremos mas… y llega la decepción, la dura realidad, la verdad.
    Me encanta, gracias Paz, siempre disfruto de leerte!

  17. ANA ORTIZ dice:

    Fabuloso Paz, siempre relatando la pura realidad en diferentes situaciones de la vida……
    Un beso de los grande

  18. Agustín C Piqueres dice:

    No debió aguantar tanto algo que murió tras una noche de pasión desbordada.Afán de no estar sola?, miedo a no seguir los pasos de la mayoría?…Habría sido mucho más feliz ‘sólo’ con su cena.Habría podido recurrir a ella con bellos recuerdos en vez de sucumbir al gris que envolvió sus días.

  19. Felpón59 dice:

    Genial como describes una noche de amor que no debería haber acabado nunca.
    Fantástica la última frase “antes de matar amores de puro empacho”.

  20. Quique dice:

    pero que gusto leerte, que expresión, que contenido, que metáforas de la vida. Por favor!! que publiquen YA tus libros.
    Paz un 10, como siempre. Felicidades y ánimo. No desconectes.

  21. kike dice:

    Hola Paz!

    Hoy desayuno contigo y no cenamos juntos, el amor trasciende cualquier estante de cafeteria.

    Saludos desde México,

    Atte. Enrique Olivares
    didacticadefilosofía@blogspot.com

  22. GENI dice:

    en el amor como en las relaciones humanas..no deben acelerarse nunca los tiempos…más vale no saciarse al instante e ir poco a poco trabajando una amistad.o cualquier otro sentimiento…sin la impaciencia del momento…saboreando poco a poco el instante y dejando para el día siguiente ese halo mágico de la ilusión y el descubrir y renovarse con la persona amada…. besos Paz

  23. Ana Maria dice:

    Eso pasa por hacer caso a los padres con eso de: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”¡Genial relato como siempre,Pluma mágica! ;-))

  24. majo tortosa fita dice:

    No se puede pedir peras al olmo.
    Y ENGAÑARSE UNO, SE ENGAÑA SI QUIERE PORQUE LO QUE EL CORAZON NO SIENTE , LA RAZON MENOS ENTIENDE….
    GENIAL, COMO SIEMPRE PAZ, UN BESO GUAPA!!!

  25. Pierre dice:

    Delicioso Paz, cada día te superas

  26. Sol dice:

    Hola,
    jjajaja lo que no nos dices es si la decepción le viene a la protagonista porque no entiende cómo ha podido estar con semejante personaje o es porque él marca la distancia y se convierte en un maleducado! en cualquier caso, hay que ir a la cama con alguien que además de sexo te dé alegría! es una forma de no sentirte utilizada, por ejemplo… Me ha gustado mucho.
    Sol

  27. Paz Castelló dice:

    Gracias a todos por vuestras reflexiones, me gusta comprobar que las historias que escribo van más allá de mis palabras y que vuestras interpretaciones las enriquecen, cada uno de vosotros crea una nueva versión. Me gusta.
    Saludos.

  28. Karmina dice:

    Genial y no puede estar mejor definido…….muy claro como me gusta….aunque pueda doler…
    Besos Paz.

  29. Adrian dice:

    Me encanta el símil de la noche y el desayuno para reflejar una historia de amor que se va desvaneciendo en el tiempo.

    Es un placer leerte.

  30. Pilar Perez Martín dice:

    Me encanta este texto, es real como la vida misma.
    Un beso amiga.

  31. Brenda dice:

    Genial, Maja! Me ha Encantado…

  32. Sonia dice:

    Qué realismo infunden tus palabras, son geniales Paz…es cierto que a mayores expectativas, mayores decepciónes. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *