Peldaño a peldaño

imagen de la web www.payasocontradictorio.blogspot.com

Con algunas de mis ilusiones me ocurre lo mismo que con las galletas que mojo en el café con leche, cuando estoy a punto de llevármelas a la boca, se me rompen, se caen y me salpican, dejándome con la boca abierta y con cara de idiota.

Y es que últimamente tengo la sensación de que es posible tocar el cielo, rozarlo con la punta de los dedos y sin embargo hacerlo sin despegar los pies del mismo infierno. Cielo e infierno contenidos en poco menos de un metro sesenta. Mirar hacia arriba por no mirar hacia abajo.

Cada día subo un peldaño de esta escalera que es la vida, a veces dos e incluso tres, sin contar los que ya he subido, sin contar los que me faltan, pero cuando me canso, no puedo evitar pensar en los que usan el ascensor y suben y bajan y bajan y suben sólo con darle a un botón.

Sé que es poco práctico mirar el huerto ajeno, porque dicen que cada uno recoge lo que siembra y quien siembra vientos recoge tempestades, pero por más que riego mi huerto, que lo abono, que lo cuido, vivo con la incertidumbre de que una ventisca o una tormenta de granizo acabe con lo sembrado durante años.

También soy consciente de que la peor plaga posible es siempre la desilusión, por eso intento desayunármela cada mañana porque, si me la ceno, la termino por soñar y al despertar ni me acuerdo.

Pero soy fuerte porque sé que soy débil, porque me conozco como el peor de mis enemigos y me quiero como el mejor de mis amigos. Así que sé que siempre me tendré a mí misma, y compraré cuantas galletas necesite llevarme a la boca, subiré los peldaños de dos en dos si es preciso y haré de mi huerto un invernadero para que mi cosecha sea a prueba de tormentas.

Y si alguna vez toco el cielo con la palma de la mano y no con la punta de los dedos, me acordaré de cuando mis pies pisaron el infierno.

43 respuestas a “Peldaño a peldaño”

  1. MAJO TORTOSA dice:

    PAZ, GENIAL COMO SIEMPRE, UN ABRAZO

  2. F1 dice:

    El esfuerzo siempre obtiene su recompensa, al menos me gusta pensar que así es. Me ha gustado mucho, optimista pero real.

  3. losama dice:

    No he contado los escalones para llegar hasta el cielo, perdí la cuenta en el tercero cuando el lastre de la injusticia me empujó de nuevo hasta el cero, tan solo sé que siempre tras de mí habrán otros subiendo,porque tenemos que empezar subiendo, hay de aquellos que empiecen bajando, y que la injusticia la llevamos todos lastrada en el tobillo como una bola mas o menos pesada, y a mi, me pasa lo mismo cuando las mojas, pero con todo tipo de bollería, hasta se me cae la leche cuando a veces la bebo por temor a quemarme y no beberla con decisión, y tarde o temprano te sorprende alguien o algo y se te queda una cara de idiota.

  4. Karmina dice:

    Realista y nos aportas seguridad….efectivamente todos estamos expuestos a ” tempestades ” pero con esta actitud , a mi entender siempre , cueste lo quye cueste , hay fuerza para seguir subiendo.
    Genial Paz.

  5. Raquel Pérez Cundíns dice:

    Me encanta…!! Siento todo eso que cuentas….día a día……

  6. Paz,

    Es fácil rozar el cielo con la punta de los dedos, como tú dices, con la misma facilidad que caer en el infierno.

    Me mantuve en el cielo, un cielo de ascensores reciclados -que para mí eran de primera- durante muchos años. Cuidaba mi huerto, como oro en paño… Pero siempre creí hiedra y malas hierbas.
    Al final el cielo se ha quedado a una distancia infinita y el infierno se ciñe a mis espaldas. No me sucede lo de las galletas, porque como muesli, antes de Kellogs -me encanta- ahora marca la Pepa y gracias.

    Me acuesto repleta de chorritones del muesli que se me escapan… Y me levantó de igual manera. Sin embargo, cuando salgo de mi habitación, todos dices que vivo más feliz que Wally o Mafalda, porque así quiero que piensen, así de fácil, intento que siga la vida aunque, a veces me de pereza.

    Lo siento, Paz, me ha gustado tanto tu forma de interpretar la vida… Que me has inspirado. Aquí tienes, el resultado. Gracias, muchas gracias,

    Ann@ Genovés

    P.D. A ver si tienes tiempo y puedes mirar y ponerme algunas letras
    en alguan d emis últimas “publis”. Muchas gracias, Bss. Ann@ Genovés

  7. Ángeles dice:

    Como te comentaba una vez, recoges en pocas palabras: ni sobra ni falta ninguna, lo que se cuece en el corazón de las personas, especialmente los que sufren o han sufrido por esas cosas que no parecen tragedias pero que se sienten como si lo fueran y hacen que subir peldaños se vuelva a veces una tarea casi titánica… Y nuevamente, animas al impulso para seguir a pesar de lo que cueste. Nos querremos más, tocaremos el cielo y esperaremos tus palabras escritas para ver qué descubrimos de nosotros mismos hoy.

    Un beso grande, Paz (por cierto, qué bonito tu nombre!)

  8. Ana O dice:

    Tocarás el cielo, estoy segura de eso. Y mientras, disfruta del camino, de las vistas,… Tu huerto está precioso, no podría ser de otra manera con tanto esfuerzo y cariño puesto en él.
    Sabes que no subes sola y que mejor por la escalera que por el ascensor porque se disfruta el trayecto y se valora cada paso. Ah! Y no tengas miedo de mirar abajo, ya sabes lo que hay y que aunque a veces no te guste no te asusta de verdad, es sólo una sensación. Las hadas no tienen miedo a nada 🙂

  9. Liliana dice:

    La verdad es que llegas , tienes algo mágico porque lo haces tan fácil … Me gusta mucho leerte y de verdad que tengo ganas de leer tus novelas 🙂

  10. Daniel dice:

    Una vez más tus maravillosos textos llegan en el momento adecuado y dan de lleno en el centro de la diana. Como una flecha certera tu texto cobra muchísima más relevancia de lo que puedas pensar en mi vida estos días, así que me alegra ver que mis sentimientos son comunes a mis amigos y que compartimos una escala de valores suficientemente equilibrada y estable como para no “coger el ascensor”, para no tomar la vía fácil y traicionarnos a nosotros mismos. Un abrazo y gracias, Paz.

  11. Ana Maria dice:

    ¡Increible!.No me sorprendo porque ya es “vox populi”, que eres capaz de plasmar en un cuaderno, el estado de ánimo de cualquier persona.Gracias por este magnífico relato para los que no tenemos ascensor y la escalera nos resulta demasiado empinada.Con tus palabras aún sin pretenderlo,haces que la “subida”sea menos pesada.Eso sí,siempre siendo optimista deseo llegar y marcar mis palmas como en el paseo de la fama a la par que dejo mis huellas abajo por si acaso……..¡Gracias,Pluma Mágica!! 🙂

  12. Kathia dice:

    Gracias Paz, un poco el dia a dia de cada uno, al menos el mio.
    Un abrazo

  13. Pedro dice:

    Gracias por alegrarme el día con un canto de esperanza en estos eternos lunes de sol. Un beso con sabor a galleta

  14. chariny dice:

    Hola!! me ha encantao leerte.. que verdad!! un saludito..

  15. Jesús Locampos dice:

    Me has recordado la frase que un día me dejó escrita una mujer cuando yo tenía dieciseis años y estaba loco por ella y ella por otro. Para decirme que no me obsesionara y que siguiera mi camino me puso en la mano un trozo de papel que al abrirlo decía: “Subió a un monte y…¿sabes lo que vió?…al otro lado otro monte…igual al anterior”.

  16. ANA ORTIZ dice:

    MUY BONITO …BESOS PAZ

  17. Sin palabras… Grande Paz!! Un beso

  18. Isidre dice:

    Genial; ahora mismo estoy en un momento complicado, necesitado de fuerzas para hacer lo que creo que debo, y aunque a menudo se me hace una montaña, intento no desilusionarme e intentar seguir fuerte y convencido hasta la meta.

    Gracias, este relato ayuda a estar animado y con el aliento necesario para seguir.

  19. Paz Castelló dice:

    Mil gracias a tod@s por participar y contarme vuestros sentimientos. Personalmente creo que estamos faltos de optimismo, patológicamente necesitados. Demasiada negatividad sólo genera más negatividad… Apuesto por cambiar el “chip”, aunque en ocasiones sea una labor harto complicada, lo importante es la actitud. Besos mis queridos lectores. Se os quiere.

  20. Agustín C Piqueres dice:

    Que cojan los ascensores que quieran!. Siempre estarán en el mismo sítio. Siempre lo han estado. Inmóviles en su falsa seguridad. Tú por lo menos sigues viva, sintiendo, sufriendo, soñando,… Mucho más que lo que ellos jamás conseguirán.

  21. Chelo Corpas-LUNARES dice:

    “..soy fuerte porque sé que soy débil…”, así es, y así me siento la gran mayoría de mis días en los que Gracias a Dios me conecto con mi debilidad mas profunda, me acuerdo de los paisajes tan oscuros por los que pasé, me acuerdo de lo que pudo haber sido y no fue. Por todo ello y mucho mas alzo mi mirada siempre al cielo y luego al frente y camino, camino, siempre caminar, nunca dejar la senda. ¡¡Que mas dá, llorar, reir, gritar, cantar, si realmente en el CAMINO quieres estar!!. No me rindo, no me rendiré, ya no. Ahora tengo la Fuerza, el Coraje y la Conciencia suficiente para mantenerme en pie. Me brota un sonrisa cuando observo a aquellos que subieron algunos peldaños, presionado un simple botón, ¡ay, todo lo que se perdieron!, y mi Alma tiende una mano a todos los que están aún allí “abajito”, o a los que suben y bajan, poco a poco, sin miedo a perder, porque todo tiene un precio, pero ante todo en mis labios MI VERDAD y por ella mi VIDA Y MI PAZ.
    Gracias Paz por compartirlo, es la primera vez que entro en tu Blog, y precisamente hoy necesitaba una reflexión así para mi ALMA Y MI CORAZÓN, aunque a veces no sienta su “tic-tac”.
    CHELO CORPAS (LUNARES).

  22. Josep Capsir dice:

    Paz, todo llega y llegará cuando menos te lo esperes. El secreto está en la perseverancia y bien lo explicaste hace unos meses en una de tus columnas semanales. Cuando tenemos prisa dudamos entre subir por las escaleras o esperar al ascensor. Muchas veces el ascensor tarda más de la cuenta o cuando llega a tu planta está a tope y no puedes subir. Hacerlo por las escaleras requiere su tiempo pero tiene más mérito. Es más, nunca se sabe si podrás encontrarte con alguien interesante en algún rellano.
    Un beso.

  23. Miriam dice:

    Me siento muy identificada con todo lo que escribes. Me llenas!!

  24. Maria Luisa dice:

    Precioso escrito,es tan refrescante como beber agua…encantada de haberte descubierto Paz
    ,feliz viernes ,espero poder seguir leyéndote ,todo lo que voy leyendo de ti es muy refrescante ,besos

  25. Luis Alcon dice:

    Impresionante : “…cielo e infierno en apenas metro sesenta…”. Me gustas. (No te molestes) Mucho.

  26. mariangeles dice:

    Querida Paz, es la primera vez que te leo pero creo que aciertas de pleno, la similitud entre casi tocar la galleta con los labios y saborear la verdadera amistad y de golpe zas …quedarte con las ganas y cara de boba es sencillamente genial…enhorabuena creo que tienes una gran sensibilidad!!!!

  27. Pierre dice:

    Por lo de la desilusión y el infierno, me ha llegado a mi corazon

  28. Adrian dice:

    Madre mía!!! la de peldaños que nos quedan por subir… la de tropezones que nos faltan por dar… y la de ratos maravillosos por vivir.

  29. Toñi M. dice:

    No se como lo haces para dar siempre en el centro de mi diana. Gracias Paz

  30. GENI dice:

    que buena ironía y mordaz crítica social.. esta gente que es elegida a dedo no ha dado palo en su vida sólo para subir si acaso los peldaños en ascensor…pero como bien dices puede haber algo más valioso que el conocerse uno así mismo…y buscar el antídoto para que nuestra alma no se decepcione y nunca abandone la escalera…… bs. Paz

  31. Pilar Perez Martín dice:

    Este texto no lo había leido, creo que hay alguno más que me queda por leer.

    Me ha encantado y me siento bastante reflejada en tus palabras, pero no creo que sea especial, esa escalera creo que de una manero u otra la subimos todos, algunos se quedan el los primeros escalones , por desesperanza o por falta de interes y otros llegan a la cumbre, bien luchando o bien porque alguien les dío un fuerte empujón, suele pasar.

    Los que somos mayoría seguimos a mitad de la escalera, a veces incluso resbalas y bajas unos cuantos , que después te cuesta remontar el doble dado que en la bajada siempre se producen roces o heridas.

    Seguiremos intentando subir, aunque según pasan los años nos duelen las rodillas y nos cuesta más, imagino que en algún punto de la escalera , me sentaré y diré hasta aquí he llegado , estoy demasiado fatigada, espero que falte mucho para ello.

    Un besazo amiga (me has emocionado con lo que has contado del señor que pedía un bocadillo) ¿en que lugar de la escalera estaría ese pobre hombre?

  32. JL dice:

    Me pasa igual, pero después de quedar con la cara de idiota, confieso que me ayudo con una cucharilla. Esos buenos amigos que por merced del ¿destino? siempre me encuentro y me encuentran.
    “tus escritos son extraordinarios”.

  33. Esperanza Villegas dice:

    Esto ocurre desde el principio de los tiempos. Hay personas que han nacido con “estrella” y parece que las cosas apenas les cuestan esfuerzo. Pero yo lo veo aburrido y poco enriquecedor. Mucho mejor subir peldaño a peldaño y ver como es la vida para no estar fuera de la realidad. Mágnifico como escribes y como transmites (soy pesada en decírtelo, pero así lo siento). Espero que algún día toques ese cielo que esperas y que tanto mereces. Un saludo.

  34. isidre dice:

    Que bien narrado; a veces pasa. Me he sentido identificado
    Saludos!!!!!

  35. Maria José dice:

    De cualquier manera lo importante es no perder el ánimo o si lo perdemos volver a recuperarlo, seguro que tocamos el cielo, pero el infierno está ahí cerca no lo olvidemos, “mirar hacia arriba por no mirar hacia abajo”. Muy bien dicho Paz

  36. Hermosa entrada. La esperanza es nuestro escudo contra las viscisitudes de la vida. Y que no nos falte.
    Un abrazo.

  37. maria genius dice:

    Me encanta lo bien que planteas la vida cotidiana y el esfuerzo que cuesta subir o bajar da igual , me encanta ojala siga leyendomas es impresionante. Gracias

  38. Juan Carlos dice:

    Una metáfora sobre la vida fascinante!!!!!!!!!!!!!!!

  39. Pilar Perez dice:

    Te entiendo perfectamente mi querida amiga, es un vértigo difícil de explicar, una montaña rusa , de la que no quieres bajar, pero en el fondo tienes miedo de estar arriba, te entiendo y sé que es un momento dulce pero a la vez incierto, te deseo toda la suerte, me tendrás siempre a tu lado, espero que el despegue sea facil y estes mucho tiempo a velocidad de crucero. Miles de besos

  40. Pedro dice:

    Gracias por no olvidar tu blog y tu pequeña literatura, es magnifica

  41. Divina dice:

    me identifico con todo lo que escribes Paz, tienes un gran don y eres admirable, Gracias, nunca me decepcionas es un gusto leer tus escritos, saludos desde México 😀

  42. .... dice:

    Un escrito realista y preciso, como todo lo que escribes…los lectores nos sentimos identificados con tus palabras, día a día. Y me viene a la cabeza un dicho que mi madre repetía:”Hay que poner la manta por donde viene el aire”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *