Mi querido profesor de matemáticas

imagen obtenida de la web www.bienvenidosaitaca@blogspot.com

Mi querido profesor de matemáticas:

Las sinuosas curvas de los números escritos por ti en la pizarra, me tentaron un día, sin más remedio que sucumbir a la  ecuación de segundo grado  que la vida nos planteaba.

No fue fácil aprender de ti, no porque fueras un mal maestro, sino porque lo que yo quería que me enseñaras normalmente solía ser una incógnita de imposible resolución o al menos eso decías tú.

Desde el primer momento supe que el amor no es una ciencia exacta, ni mucho menos, porque cuando yo me empeñaba en sumar, tú restabas y cuando multiplicar era lo más apropiado para mis deseos, la vida dividía nuestros caminos.

Dice el refrán que no hay dos sin tres, pero tú, que tanto sabes de números, me enseñaste infinidad de veces que fuimos tres sin ser dos.

Cuántas veces me sentí a tu lado como un número negativo, como un cero a la izquierda, como una potencia de exponente cero, cuando lo que realmente pretendí siempre, sin llegar conseguirlo, fue ser el número infinito, ese que nunca que se acaba.

Me decías que todo lo hacía complicado, que la vida es tan sencilla como contar con los dedos, pero en realidad eras tú el que hacía trampas todo el tiempo y usaba la calculadora.

Me di cuenta en seguida de lo que estaba ocurriendo. Yo era un número más de tu progresión geométrica, pero cuando quise multiplicarte por cero, ya te tenía grabado en números rojos en  mi balance del amor.

Cuando me rompiste el corazón en tantos trozos  hasta convertirlo en una fracción de lo que fue, ya nunca más pude recomponerlo, ya nunca más volvió a ser una unidad.

Pero ahora ya no te extraño, he aprendido a despejar la incógnita y así lo veo todo mucho más claro y por eso te escribo esta carta.

Sólo quería decirte, mi querido profesor de matemáticas, que has suspendido el examen y que la asignatura del amor no se puede recuperar si la cursas conmigo, aquí no vale la propiedad conmutativa y el orden de los factores sí altera el producto.

Sigue jugando a las probabilidades con quien quiera ser tu porcentaje, búscate otra hipotenusa para tu teorema y no te olvides que para mí, siempre serás el cateto.

27 respuestas a “Mi querido profesor de matemáticas”

  1. Espe dice:

    Precioso, me ha encantado el final 😉

  2. Fernando dice:

    Me encanta, un 10 para ti. besitos

  3. Fantástico. Me ha recordado a un poema que oí en la universidad:”Despuntaba el sol por el eje de las X….”. Éste es mucho mas literario y emocionante, y me ha hecho ver a la protagonista sintiéndose en el tercer cuadrante del plano, donde los datos son siempre negativos o cero. Excelente.
    (Sólo una pequeña pega que no cambia en nada el sentido del escrito: La potencia con exponente cero, aunque la base sea negativa, da un resultado positivo; la unidad)

  4. Estrella dice:

    “Cuántas veces me sentí a tu lado como un número negativo, como un cero a la izquierda, como una potencia de exponente cero…” Es lo que tienen las matemáticas, que es el único lugar donde se pueden comprar 80 melones.. o más! 😉
    Desde que suspendí también en Ciencias Puras, intento matricularme en la opción de Letras Puras (a lo sumo, Mixtas… porque, pese a todo, no quiero dejar de sumar y multiplicar)

  5. Ángeles dice:

    Y además, con un toque de humor… :)) Dicen que la rabia es necesaria para pasar los duelos por pérdida de amor. Pero qué pocas veces se puede manifestar con esa elegancia y refinamiento intelectual. No sé si esto es autobiográfico o inspirado en algún episodio que conoces, pero es un genial y estiloso corte de mangas. Ya nos gustaría poder, ya…. :)))

  6. Magnus Ingaldsen dice:

    Como siempre, sacándole el máximo partido al lenguaje y a la vida que hay detrás. Y lo digo yo, que soy de Letras….

  7. Karmina dice:

    Genial Paz , por tu forma de combinar ….en las ” matemáticas ” esa determinada experiencia seguro vivida por más de una . Y la fuerza final para que sepa que solo ha sido un ” cateto ”
    Me ha encantado en su totalidad.

  8. !! Jaja!!lo de el cateto …es total 🙂

  9. ANA ORTIZ dice:

    DE PEQUEÑA ME PREGUNTABA QUE PARA QUÈ SERVIAN LAS
    MATEMATAICAS………
    DE MAYOR ME HE DADO CUENTA QUE LA VIDA TIENE……..
    PROBLEMAS …..INCOGNITAS…..TRIANGULOS……HIPOTENUSAS
    RAICES CUADRADAS………Y HASTA CATETOS…….
    UNA VEZ MAS PRECIOSO PAZ……

    FELICES FIESTAS PAZ………BESITOS

  10. Pilar Perez dice:

    Me ha gustado mucho, las matematicas no fallan, dos siempre son pares nunca tres, preciosa la carta , real como la vida misma.

  11. Ana Maria dice:

    Querido profesor de literatura:
    Gracias por enseñarme a leer y poder disfrutar de lo que escribe, Paz Castelló.
    Querida Paz Castelló:
    Me alegro que te decantaras más por las letras ,que por las ecuaciones.¡¡Gracias!!.:-)

  12. Flower dice:

    Sublime juego de palabras!!!!!

  13. CHikina dice:

    Me has encantado siempre, pero este escrito es sublime. 🙂

  14. Ana Genovés dice:

    PAZ.

    Tu carta es buenísima, aunque difiero en lo referente a que no le extrañas; siempre lo harás. Igual que yo al mío por algo muy distinto y que sólo tiene en común, la ecuación de segundo grado y sus variables… ¡Qué romántica eres”

    Aunque siempre he sido de letras, las “mates” tampoco se me daban mal; por lo que hice el BUP, mixto.

    “El Talens”, como conocíamos al profe que daba dicha asignatura, un día nos puso una ecuación de segundo grado, un tanto difícil, Como siempre, nos dio el enunciado y el resultado.

    Me fui a casa y… pachín, pachán: no sé cómo me las arreglé pero di con el solución.

    En clase mis “compas” alucinaron porque no tenían ni idea de cómo desarrollarla, así que se copiaron de mí.

    “El Talens”, se percató de que la fórmula utilizada no era la que él nos había enseñado y como al preguntar quién la había hecho, todos callamos, fue sacándonos uno a uno hasta que dio conmigo.
    Desenlace, mis compañeros vieron con satisfacción un notables en sus cartillas, y yo me fui a la repesca por dejar que se copiasen.

    Me lo pasé pipa. Por aquel entonces, me encantaban los números tanto como los “flashes”.

    Ahora me mareo, sólo con verlos. “C’est la vie”,

    Ann@ Genovés

    P.D. Nunca me olvidaré de “el Talens”

  15. Quique dice:

    una regla de tres perfecta para entender la ecuación del amor. Paz, Lo tuyo no son los números, son las letras. Enhorabuena!!

  16. Martes 13 dice:

    Hola Paz,cómo estás. Yo de maravilla porque acabo de ver uno de tus textos, te mereces un nobel de literatura. No puedo dejar de mirar ni un día tu fantástico, fabuloso y especial blog. A veces intento no llorar de lo bonito que son tus textos y como en el caso de este escrito es interesante y divertido:como tú.
    Besos y feliz navidad.:) 🙂 😉 😉

  17. Agustín C Piqueres dice:

    Nada de operaciones complicadas, ni ecuaciones imposibles. Me quedo con sumar y restar. De ahí en adelante todo será más sencillo(es un decir!), o por lo menos intentarás que siempre te salga positivo. Siempre. Y si ni es así, borramos y empezamos de cero. En algún sitio hubo algún fallo. Además, los de letras tenemos un fallo añadido. Nos guiamos por las palabras. Las estrujamos, las amamos, nos cobijamos en ellas… Pero para muchos son poco menos que nada…

  18. Jani dice:

    Muy bueno Paz y contarte que leyendo los comentarios veo el de Angeles que te medio pregunta si es autobiográfico o en qué te inspiras, me ha hecho gracia porque te he imaginado con tu hija haciendo los deberes y barruntando el poema… Yo me quedo con las cuatro ecuaciones básicas y soy feliz, aunque he de decir que en su momento me enganchó bastante. Muy bueno lo del cateto…

  19. Paz Castelló dice:

    La figura del profesor o la profesora siempre ha sido una figura, cuando no detestada, admirada y susceptible de embaucarnos emocionalmente. Y qué voy a decir de las matemáticas, siempre me gustaron mucho, a pesar de que mi debilidad han sido las letras, estudié matemáticas hasta COU. Me pareció interesante unir ambos conceptos en esta imaginaria historia de amor fallido. Gracias a tod@s por vuestros comentarios.

  20. carmen dice:

    Paz que emocionante es leer tus cartas soy nueva siguiendo tu pagina eres muy biena escritora y esta carta es excelente como combinas las matematicas con las letra. Saludo desde Venezuela

  21. Rafa dice:

    Entre líneas veo a una joven que a través de un amor adolescente incomprendido, madura, se libera, mira al frente.
    Otro excelente relato de Paz que, utilizando esta vez la metáfora matemática, nos sumerje en un mundo cargado de emoción y sentimientos que solo ella sabe crear. Que bien.

  22. Gracias por tu talento. Buen año.

  23. Esperanza dice:

    Que buena combinación de matemáticas y literatura. La carta es genial y tan original que dá gusto leerla. Refrendo lo que dice Quique: “Lo tuyo son las letras…”.

  24. Sonia Coloma dice:

    Me ha encantado¡¡¡

    Que suerte que tuviste un profesor que con el tiempo ha inspirado este texto, los que a mi me tocaron, excepto alguno, solo inspiraban querer hacer “campana”, jejeje.

    Felicidades¡¡¡

  25. ....Mayte dice:

    Gracias, Paz. Me has hecho recordar una buena parte de las matemáticas con una sonrisa en los labios cosa que se me borraba tan pronto veía aparecer a la “profa” por la puerta y colocarse frente a aquella negra e inmensa pizarra que llenaba de garabatos indescifrables. Con tu texto he colocado cada número, cada operación en el lugar donde siempre tuvieron que estar… Divertido y caustico!!! Un abrazo mientras espero tu próximo escrito.

  26. Adriana Divina casilla dice:

    Me gusta esta carta gracias xsu ayuda

  27. Bueno la verdad esto me ha servido bastante ya que, la dedicatoria esta super interesante y la haré llegar a mi profesora de matemáticas (VA.) profesora del colegio secundario doctor salomón ponce anguilera anton… ya que ella esta participando en el concurso nacional; Orden MANUEL JOSE HURTADO…..que sabemos que con la misericordia de dios ella ganara…. :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *