Mi querido profesor de matemáticas

Mi querido profesor de matemáticas: Las sinuosas curvas de los números escritos por ti en la pizarra, me tentaron un día, sin más remedio que sucumbir a la  ecuación de segundo grado  que la vida nos planteaba. No fue fácil aprender de ti, no porque fueras un mal maestro, sino porque lo que yo quería que me enseñaras normalmente solía ser una incógnita de imposible resolución o al menos eso decías tú. Desde el primer momento supe que el amor no es…

Llévate mi cuerpo

Llévate mi cuerpo Te invito a mezclarnos como dos colores distintos de plastilina Para nunca más poder separarnos Rescátame de los espacios en blanco que hay entre mis palabras Y llévame hasta el cielo disfrazada de fuegos artificiales Llévate mi cuerpo Si lo haces sabrás que sé escribir poemas sobre el agua Y que cuando nieva sobre una hoguera No hay nieve lo suficientemente helada Que no termine por derretirse Llévate mi cuerpo Secuéstrame y luego trata mi síndrome de Estocolmo Déjame…

No te lamentes

No te lamentes, duró lo que duran los placeres, ninguno es más que una cadena de suspiros donde algún eslabón termina por romperse. Esas cosas pasan. La vida no diseñó nada eterno para que aprendiéramos a valorarla y lo nuestro no iba a ser una excepción. Sin rencores. Bien es cierto que el comienzo tuvo su gracia, que fuimos como el encendido de una cerilla, un roce que hizo saltar chispas y tras ellas, esa efímera explosión de luz y calor. Unos…