Deshojando margaritas

Aunque ya no le quedan pétalos a la margarita, sigo sin saber si me quieres o no me quieres. Si te fuiste por ausencia o si no te quedaste por exceso de presencia. Vacía. Lo echo a suertes y lanzo una moneda al aire. Tal vez cara, tal vez cruz, todo reducido a una cuestión de probabilidades. Una respuesta desesperada para una pregunta sin respuesta. Irónica. Saber olvidar debería ser una asignatura obligatoria en la primaria, porque para aprender a olvidarte no…

Al otro lado del espejo

Al otro lado del espejo vive la que fui, la que recuerdo de un día pasado,  de una vida distinta, que no fue mejor. Me miro y no me encuentro y si de reojo me busco, un atisbo de aquella imagen se asoma al espejo para devolverme el recibo de lo que hipotequé, ahora ya embargado y sin posibilidad de retorno. No soy el reflejo de quien mira, ahora soy la…