Una estrella en el exilio

Una noche de cielo claro y estrellado, me prometiste la luna.

Me dijiste:

– ¿Ves esa estrella, la más grande, la que más brilla? Esa eres tú.

Y yo me convencí de  que era una estrella que sólo brillaba para ti.

En aquellos días, me hiciste creer que podía ser la bonita estrella de una varita mágica, de esas con las que juegan las niñas a ser hadas, de esas que convierten en realidad cualquier deseo. Pero pronto me di cuenta de que para que la magia exista, hay que creer en ella y ni tú creíste en mí, ni yo era un hada, ni lo nuestro fue nunca un cuento.

Es cierto que tuvimos muchas noches estrelladas donde brillé con intensidad pero, a cada noche, siempre  le seguía un amanecer y en cada amanecer, un sol radiante iluminaba el cielo,  y yo me convertía en una estrella cuyo resplandor no podías percibir. Nadie piensa en las estrellas cuando es de día, aunque ellas siempre estén ahí. La luz del sol siempre apaga otros brillos y todos saben que el sol es la reina de las estrellas, la que más brilla y la que más calienta.

Pasado el tiempo, nuestras  noches estrelladas  y tus días soleados, terminé por sentirme como una estrella envasada al vacío, diseñada para durar a gusto del consumidor, con código de barras y fecha de caducidad. Me di cuenta también, de que no tenía un cielo propio donde brillar y que, a la velocidad de la luz, había pasado de ser tu estrella,  a ser tu satélite, girando sólo a tu alrededor. Ese día me apagué, como una bombilla fundida y sólo quien de noche cuenta estrellas se dio cuenta de ello y ese, no fuiste tú.

Recogí mis cosas y abandoné tus noches. Se hizo de día y ni te diste cuenta de mi ausencia porque ya brillaba el sol. Ahora busco asilo político en otra galaxia, donde poder empezar de nuevo, aunque sólo sea como estrella fugaz. Soy una estrella nómada y cansada que  aspira  convertirse algún día, en aurora boreal, no sé si lo conseguiré pero, no te olvides nunca, cuando tu sol se esconda, que ahora, tu noche es más oscura porque  hay una estrella menos en tu cielo.

texto copyright pazcastello

22 respuestas a “Una estrella en el exilio”

  1. ETS dice:

    Lo importante es brillar por ti misma y para ti misma. ¡Genial!

  2. lucy dice:

    como mi propio nombre indica tienes que “lucyr” por ti misma y ser siempre como eres sin confundirte ni cambiar de orbita solo debes girar hacia tu objetivo.

  3. Javi dice:

    Millones de estrellas cubren cada noche el cielo y solo una puede brillar de una forma especial. Lástima que a veces ese brillo ciegue a quien no quiere ver y viva sin entender que esa luz no siempre, ni todo el mundo la ve. Yo de estrellas se un rato, pues tengo a la más bella en mi firmamento y de entre todas su brillo es el que me alumbra cada día el camino y aunque tu historia es demasiado real, en este caso mi estrella asi se irá, con su brillo inconmesurable y su belleza sin par, pues hasta su ocaso mi amor la ha de cuidar, asi que le doy con tu permiso una vuelta a tus palabras y en mi cielo se iran apagando las demás hasta una sola quedar. Precioso a pesar de su mensaje, como describes algo tan cotidiano, un saludo!!

  4. Ana dice:

    Todos tenemos nuestra estrella, quizá a veces escondida o con luz ténue pero ahí está. Existe aunque nadie la valore. Yo creo que ella nos guía cuando andamos perdidos, nos ilumina en los momentos oscuros. Sólo hay que saber prestarle la suficiente atención, pero a veces estamos tan ocupados que no nos acordamos de ella. Gracias por tu historia 🙂

  5. Ana Maria dice:

    El Sol, ignorando el poder de las estrellas, quiere encender la oscuridad a toda costa con su luz y abrasar la noche para siempre sin saber que, si no se esconde de vez en cuando….. puede quemarse a si mismo. :)) ¡¡Genial Paz!!.

  6. Joana dice:

    Una forma muy clara y poética de decir: Si no eres capaz de ver lo que valgo, me voy a brillar sola. Esta historia me recuerda a esas personas que no son capaces de mantener una relación. Te llevan de la mano a un lugar mágico, lo adornan, y echan purpurina por la boca. Pero, como bien dices, cuando llega el día están ciegos.

  7. Paz Castelló dice:

    En realidad hay mucha gente que tiene un sol en su firmamento y de noche, busca alguna estrella ocasional. También hay quien tiene una preciosa estrella y no sabe apreciarla. Lo importante es brillar con luz propia, tener tu propia luz y tu propio cielo y si el universo lo quiere, formar tu propia galaxia. ¡Gracias!

  8. Lola dice:

    Querida Paz, una vez más haces que la luz de tus palabras token con magia nuestros corazones. Me a gustado mucho, ¿sabes? yo no llegué a ser ni estrella, solo una farola de mar que iluminaba a su velero, pero el mar se volvió tempestades de ausencias y yo, tonta de mi, deje apagar mi luz…hasta que creé mi propia galaxia; he aprendido y nunca más dejaré que apaguen mi luz propia. Gracias y un abrazo fuerte.

  9. ayelen dice:

    Hola paz.. nadieee mejor para describir un sentimiento que vos Paz.. la verdad es que lo ley y es justo lo que en este momento estoy pasando, gracias por compartir un poco de tu luz conmigo.. un beso y exitos !

  10. Alex dice:

    El universo está plagado de galaxias (hay más galaxias que longanizas!), y todos tenemos galaxias en las que nuestra luz es apreciada.
    Y cuando llega el momento de pedir asilo político, que en algún momento siempre llega, es importante que no vayamos con las gafas de sol puestas.

  11. maria navas dice:

    Yo fui estrella ,hasta que un dia se olvido de mirarme, aun asi intento tener luz propia no para el, si para alguien mejor.

  12. Pilar Perez dice:

    Puf, no tengo palabras, es precioso y saca tantos sentimientos encerrados….

  13. Fernando dice:

    Tu brillas más que suficiente, si alguien no lo aprecia, peor para el.

  14. Karmina dice:

    Creí que era estrella durante años…..no fue así …pero en mi vida hay una nueva ilsuón y al mismo tiempo sé o creo que brillo en otro corazón al que quiero y me quiere….Siempre adelante y nunca apagar nuestra luz.
    Besos Paz

  15. jose ignacio dice:

    Todos a veces nos sentimos como estrellas abandonadas ,poca gente es capaz de describirlo como tu

  16. JL dice:

    Mejor solo que mal acompañado………

  17. Niala dice:

    Simplemente maravilloso, paz.

  18. Veronica dice:

    Eres increíble Paz… Con que sencillez logras regalarnos luminosos espejitos en cada una de tus obras… Gracias por Ser y compartir con todos!!! =D

  19. Miriam dice:

    Fantástico como siempre Paz Castelló, tocaste las fibras más escondidas de mi corazón. Besos y abrazos 😉

  20. CHARO IRLES dice:

    ¡¡ ESA ESTRELLA SOY YO ¡¡¡ en mi casa, dueña y señora de mis dias y de mis noches compartidas…soy un ser unico.
    asi es que de momento no soy ninguna estrella fugaz, hay veces que los sueños se hacen realidad…. para mi las hadas existen y vivo un continuo cuento …. un beso paz…gracias por hacer mis sueños realidad…

  21. Divina dice:

    Me identifico con lo que escribes Paz, que manera de describir todo ese sentir, es maravillosa tu manera de expresarlo, una ovación para ti y con tu permiso, lo comparto, ¡Soy esa estrella también!

  22. Pilar Perez Martin dice:

    Bueno, tod@s brillamos alguna vez y vemos brillar
    Pero el tiempo a veces apaga las luces o las atenúa y eso no quiere decir que no se vuelva a brillar en otra galaxia.
    Todos brillamos con luz propia , el problema es que hay mucho tuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *