Por la libertad

  Por la libertad, que mata cuando está ausente Que hiere cuando se busca Que sufre cuando se hiere Por la libertad, que come de la esperanza Que respira de la justicia Que sangra por la garganta Por la libertad, herencia de mis abuelos Que vale su peso en oro Que cuido como un tesoro Por la libertad, que no quiere ser castrada Que canta por tu guitarra Que tiene bandera blanca Por la libertad, que habla con las palabras Que ahoga…

No sé lo que soy.

Si alguien me pregunta qué es lo que soy, no sé muy bien qué contestarle. Tal vez sea una tejedora de palabras que lo mismo te teje una bufanda para que te abrigues el alma, que unos patucos, para que no se te enfríen las ideas. Si me llaman poetisa, me siento como vestida con ropa que me queda grande. Tres tallas más de la que uso, tendría que hacerle demasiados arreglos para verme guapa y, tal vez, merezca la pena vestirse…