Los hermanos mellizos

imposible

Mi madre me dijo cuando era niña que el Sr. Imposible había muerto joven, de un ataque de pesimismo, que murió sin luchar y rendido al primer contratiempo. En su vida fue un hombre muy negativo, que siempre elegía las botellas de agua en el supermercado del estante de las medio vacías y, claro, se quedaba siempre con sed. Permanentemente se sentía estafado por la vida, por eso interpuso numerosas reclamaciones dirigidas unas veces al destino, otras a Dios, otras a la suerte, pero todas fueron rechazadas en repetidas ocasiones. En el final de sus días se juntó con malas compañías, gente de mal vivir, un joven llamado Fracaso y una chica, triste y cabizbaja, llamada Frustración. Los tres frecuentaban a menudo el barrio de la Insatisfacción.

Me contó mi madre que el Sr. Imposible no estaba sólo en este mundo, tenía un hermano mellizo, el Sr. Posible, siempre tan alegre y optimista y un exitoso hombre de negocios. Cada proyecto que planificaba, con empeño, trabajo y dedicación, se convertía en una fructífera realidad.  “Lucha por tus sueños, hermanito”, le decía siempre de niño Posible a Imposible, pero Imposible se alimentaba de “no puedo”  y todo le salía mal.

La vida les condujo por caminos tan distintos que parecía mentira que los dos fueran hermanos mellizos. Eran como las dos caras de una misma moneda. Imposible murió joven, triste y sólo, mientras que Posible, murió de viejo, satisfecho con la vida que había llevado y rodeado de todo lo que logró conseguir.  En su lecho de muerte el Sr. Imposible mandó inscribir: “Perdón si soy descortés y no me levanto a saludarte, no puedo”. Muchísimos años más tarde, cuando murió el Sr. Posible y fue enterrado en una tumba al lado de la de su hermano, mandó inscribir en su lápida “Si quieres, puedes”.

18 respuestas a “Los hermanos mellizos”

  1. Josep Capsir dice:

    Si no estoy equivocado, en la lápida de Grouxo Marx hay un lema parecido al del Sr. Imposible, aunque creo que para darle un último toque de humor a su vida, o a su muerte, depende de como se mire…
    Creo que cada uno de nosotros tiene a esos dos mellizos en nuestro interior. Uno que grita “¡Venga!” y otro que contesta “Espera, no me canses…”. En el fondo se trata de cual de los dos gemelos sea el dominante. Posible puede resultar impulsivo e irracional e Imposible puede darle esos toques de prudencia y racionalidad.
    Lo mejor es intentar llenar las botellas cada día para así no tener tentaciones de verlas medio vacías.
    Un abrazo.

  2. jaimescolano dice:

    ¿Te imaginas “Imposiblemente, la mejor cerveza del mundo”, o “Possible is nothing”? Cuídate wapa.

  3. Amalia90 dice:

    Todos tenemos un parte de Posible y otra de Imposible. Debemos tener las dos partes un poco equilibradas porque “todo en exceso es malo”, pero si Posible nos domina un poco más tampoco pasa nada…
    Todo es posible pero nunca deberíamos dejar de lado ese pequeño temor que domina al Sr. Imposible porque si la cosa se tuerce en algún momento la caída sería peor.

    Saludos,
    Amalia.

  4. lucy dice:

    esto es genial. sienpre hay que buscar tu lado posible porque el imposible no te es de utilidad… siempre la mejor.. tu

  5. Ana dice:

    Con ilusión y trabajo se pueden lograr muchas cosas. Siempre he pensado que si te empeñas lo suficiente casi todo es posible. Es cierto que todos tenemos esa parte ‘gruñona’ que nos frena a veces o que nos hace ver las cosas grises pero, aunque cueste y haya que esforzarse, la positividad es la mejor fórmula para disfrutar de la vida. Me apunto al club de fans del señor Posible! BS

  6. Agus dice:

    Coaching en estado puro!!!!
    Yoy estoy con Kim Possible
    Un abrazo, Paz

  7. Phoskitas dice:

    A mí me contaron que durante un tiempo estuvieron mucho más unidos, gracias a una sabia amiga que compartían, hija de Doña Sabiduría, y cuya presencia les hacía estar a gusto el uno junto al otro, sin rivalidades: Aceptación (mal confundida por algunas personas con Resignación, aunque lo cierto es que no guardaban ningún parecido). Se les solía ver por aquel entonces pasar horas y horas juntos en un precioso y tranquilo lugar llamado como tú, Paz…

  8. Me quedo con el hermano Posible. Quizás se me pueda tachar de ingenua, pero creo que sin fracasos no hay éxitos. Además, cuando todo es posible la vida es mucho más animada, “es como una caja de bombones, nunca sabes cuál te va a tocar”, pero es posible que te guste.

  9. ayelen dice:

    me encanto ! Yo diria un 75% posible y 25% imposible puede llegar a ser una buena convinacion.. a veces es bueno cometer errores para aprender de ellos.. de eso se trata la vida no?

  10. Loli Martinez dice:

    Siempre con el mellizo posible! sin desalentarse y sin rendirse… “si quieres puedes” hay mucha verdad en ello, siendo optimista se vive mejor, se disfruta mas de todo y se aprende de los errores.
    Besos linda

  11. vane dice:

    Me encanta,aunque ya la conocia(o parecida)..
    asi que me la llevo al C!!
    Besossssssss

  12. Emma dice:

    Una amiga me envío una carta parecida cuando nacieron mis dos grandes pekes, mellizos por supuesto..y cada uno tiene algo del otro…

  13. Purificacion Castedo Jimenez dice:

    Si quieres, puedes. Gracias Paz 🙂

  14. jose ignacio dice:

    Como dice la gran Rosana Arbelo a Imposible le sobran 2 letras

  15. GENI dice:

    genial Paz…que paralelismo….que simbología…también hilbanada para definir el optimismo o positividad con el pesimismo o negatividad…para ello lo personalizas como algo que va unido intrinsicamente al ser humano…pero bien tu eres el que decide…me encanta el final con el epitafio donde refleja a la perfección que aún muertos cada uno era genio y figura en lo suyo….Besis

  16. Adrian dice:

    Querer es poder!!! Paz tan genial como siempre

  17. m carme dice:

    bueno, bueno……..no se porque serà que me veo en este espejo……!!!! los pintores en sus obras las llenan de atrubutos, tu con la narrativa haces lo mismo…cuantas metaforas i simbolismos, perfecto!!!!Gracias!!!mil…!

  18. Miguel dice:

    Es una gran filosofía de vida, no hay imposibles, solo improbables. Me ha gustado y mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *