El ojal

imagen obtenida del blog  volarydarse.blogspot.com

Ojal soy para ti que eres botón.

Cremallera prefieres tú que seamos los dos.

A veces te abrocho y otras no,

dejando un espacio entre tú y yo.

Tú me quieres para siempre

y yo te quiero para  hoy.

Mañana, tal vez te abroche

o tal vez no.

Si cremallera fuéramos, mi amor,

y algún día se rompiera,

no olvides que una cremallera rota

no tiene arreglo aunque tú  quisieras.

Pero si se descose el botón,

yo te prometo amor mío

que daré puntadas con hilo,

con hilo de la pasión.

Botón y ojal son dos en uno

y me gusta de esta manera,

aún me duele el pellizco

de mi última cremallera.

Dime cariño si quieres

que esta noche yo te abroche

o si tal vez prefieres

que la luna a ti te arrope.

19 respuestas a “El ojal”

  1. Agustin dice:

    Un beso, Pazita. Me has convencido. ¡Abajo las cremalleras! Arriba los botones cosidos y recosidos.

  2. JOAN dice:

    Paz : Cada vez que te leo, se más el porque me llamó la atención tu estilo.
    Dices cosas que a mi me gustaría saber decir, y además las dices como nadie.

  3. Paz Castelló dice:

    Di que sí, Agustín, abajo las cremalleras, ya sé yo que tú eres más de botones, bueno, en este caso de ojales. Y a ti, Joan, qué te voy a decir, gracias por tus palabras y por TODO, esa palabra tan grande. Besos a los dos.

  4. Marisa dice:

    En una palabra “MARAVILLOSO”. Cada rato que dedico a leer una de tus poesías así me lo haces pasar. Gracias y un besote

  5. jaimescolano dice:

    En una cremallera el proceso es más laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo ¿no?.
    En una cremallera ambas partes son práticamente iguaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaales ¿no?.
    En una cremallera llegas hasta donde tú quieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeras ¿no?.
    Paz, cuídate mucho y sigue creando frases preciosas.
    Un saludazo.

  6. Taccoro dice:

    Que lindos son los botones y los ojales!
    pueden ser de tantos tipos diferentes!
    botones con forma de corazón o de hoja, ojales alargados, o pequeñito, con costura hecha a mano o máquina.
    tan sencillos y tan espontáneos, como la vida misma…

    Las cremalleras a la larga se hacen tan predecibles las pobres.

    Ojalá todos siempre pudiéramos ser botones y ojales! para encontrar siempre un quien donde calzar por voluntad y no por obligación.

    Cariños Paz! me encanta pasarme por tu blog

  7. Paz Castelló dice:

    Marisa, Jaime, Taccoro, gracias por vuestros comentarios. Definitivamente sí soy más de botones que cremalleras, las cremalleras me asfixian, pero tal vez a otros les satisfagan mucho más. Así es la vida ¿no? Besos.

  8. Josep Capsir dice:

    En el fondo, da igual si se abrocha abotonando o subiendo una cremallera, lo que és magnífico es que un botón tenga un ojal y una cremallera tenga dos engranajes coincidentes.
    Me ha gustado pasear por tu particular mercería.
    Un abrazo

  9. Paz Castelló dice:

    Josep, bienvenido a mi mercería y sí, tienes razón, lo importante es tener tu otra mitad si así lo deseas. Otro abrazo para ti.

  10. lucy dice:

    siguiendo el ejemplo de las hermosas poesias de paz he intentado escribir alguna y a resultado que me gusta;-) aqui teneis una:
    “DESDE EL PRINCIPIO”
    DESDE SIEMPRE
    TU LO HAS HECHO,
    ME ESPIERTAS
    DE MIS SUEÑOS
    Y ME PEGAS
    CON TU DESGRACIA
    ABRES MI CORAZÓN
    Y LO LLENAS DE PROBLEMAS
    SOLO PIENSAS EN TI
    TÚ Y TÚ
    YO NO SOY NADIE
    ME UTILIZAS
    ME CULPAS DE TODO
    LO HACES SIEMPRE
    Y YO NO QUIERO
    NO QUIERO QUE LO HAGAS
    ASI QUE ME MARCHO
    DEL INFIERNO
    PARA ASCENDER A MI CIELO
    DONDE YO SEA TU DUEÑA
    DONDE GENTE COMO TU
    NO EXISTA MAS
    QUE CUANDO ALGUIEN MAL SUEÑA.

  11. lucy dice:

    SEGUO QUE LA MIA NO ES TAN BUENA COMO LA DE PAZ…
    ELLA ES LA MEJOR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!:-)

  12. Rafa dice:

    ¡¡Genial Paz!! Me ha encantado. La sencillez, el ritmo y esa combinación tan especial que empleas entre sabiduría y burla inocente. Suscribo lo dicho ¡¡Eres la mejor!! y queremos ya tu libro para que nos dediques uno.

  13. Ana Maria dice:

    Aunque las cremalleras son más…herméticas,también prefiero el botón,más sencillo pero,siempre se puede adecuar al tamaño del ojal,(hay más variedad de botones.Las cremalleras suelen ser.. todas iguales):))

  14. maria navas dice:

    Sin duda boton siempre tiene arreglo.

  15. Karmina dice:

    Cierto Paz pero curioso que tiempo atras me hubiera declinado por ser ” cremallera ” …ya no, pero …me ha costado darme cuenta y te aseguro que no era egoismo. Ahora me sumo a ser ” ojal ” y ser más feliz desde esta condición . Mil besos y gracias por ” estar , cuidarnos y seguir ” .

  16. Purificacion Castedo Jimenez dice:

    Me pides mi opinión…. “botón y ojal” las cremalleras a veces son molestas y mucho menos seguras, cuándo fallan quedan inservibles.
    Con la luna siempre, a ser posible luna llena.Me encanta todo lo que escribes, no cambies nunca. 🙂

  17. silvieu dice:

    Qué bonita!!!
    Estoy contigo. Creo que en una relación uno debe ser el complemento
    del otro. Considerarte la pieza clave del puzle, eso es bonito. Tener una relación de forma lineal no sé si es buena o mala pero aburrida creo que si.
    Me ha gustado mucho.
    Un saludo!!

  18. Fernando dice:

    Yo también prefiero ser ojal, aunque, alguna vez, he arreglado una cremallera, pero cuesta mucho mas trabajo. Besos

  19. Mercedes R. dice:

    Botón y ojal o cremallera, ¿ahí está el dilema? Te aseguro que esta vez me has convencido desde tu sabiduría existencial. Botón y ojal son complementarios pero independientes, en cambio las cremalleras unen dos partes con un sistema de engrenaje único, dos en uno. Es genial, las relaciones amorosas rara vez, durante toda una vida, van en la misma dirección. Mi experiencia es que en la libertad y el compromiso está la clave de una relación duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *