Como un río

imagen obtenida de la web lacomunidad.elpais.com

Me gusta pensar que las historias de amor son como los ríos.

Hay historias fugaces que duran lo que dura un deshielo.

Otras son estables y duraderas, como un río de abundante caudal donde, incluso,  se puede navegar.

Las hay intermitentes, ríos cuyas aguas desaparecen para luego volver a aparecer años más tarde, amores que van y vienen llevados por la corriente.

La historia de Paco y Vero es la de un río cuyas aguas nacieron entre montañas de difícil acceso. Las rocas dificultaron el fluir de su caudal pero, aquel hilo de agua fresca, aquel pequeño río, tenía carácter y mucha fuerza y nació dispuesto a sortear todos los obstáculos que la naturaleza le pusiera por delante. Hubo muchos días de sol, días en los que sus jóvenes aguas fueron cálidas, apacibles  y  cristalinas, juguetonas y amorosas, pero también hubo días de frío que casi hielan su caudal. Entre remolinos y rocas, la naturaleza dividió aquel río que fluía montaña abajo, en dos riachuelo que durante un tiempo buscaron su camino por separado. La ausencia les hizo fuertes y, como la naturaleza es sabia, sus aguas volvieron a encontrarse montaña abajo. En ese instante ambos riachuelos supieron que querían ser un solo río para siempre. Decidieron que juntos recorrerían el camino que restaba hasta desembocar en el mar, jugarían con las rocas, reflejarían la luz de las estrellas, se darían calor en invierno y  serían el espejo del sol en verano. Y de esta manera, aquel tímido río cogió fuerza y fue tan poderoso que nada ni nadie pudo impedir que fluyera.

Llegó la primavera de 2007 y el río de Paco y Vero se encontró con un  lago llamado Candela. Con sus remolinos y su agua fresca, con su sonido divertido. Los tres se mezclaron y siguieron navegando hasta encontrarse, en la primavera de 2010,  con el lago Alejandra, de aguas tan azules que hasta el mismo cielo las envidiaba. De esta forma las aguas de los cuatro, los pequeños ríos de Paco y Vero, y aquellos dos preciosos lagos, Candela y Alejandra, se fundieron en una sola agua, en un solo río.

Hoy estamos aquí viendo como sus aguas caen por una hermosa cascada diseñada por las leyes del amor y el compromiso. Asistimos a la fiesta de este río, divertida y fresca, agua que, al caer, nos salpica con sus gotas de felicidad.

A partir de ahora, el río de Paco y Vero será un río largo, con muchos años de recorrido, tranquilo, a pesar de las turbulencias de la montaña y lleno de vida, hasta que el mar les espere al final del camino.

Con cariño, en el día de la boda de Paco y Vero (21/08/2010)

12 respuestas a “Como un río”

  1. lucy dice:

    Es precioso. No puedo utilizar otra palabra mas que precioso…
    🙂

  2. Vero dice:

    Me emociono cada vez que lo leo… Gracias por nutrir nuestro río con gotas de fresca lluvia como son estas palabras dedicadas. Gracias por vuestro cariño y vuestra ayuda. Te quiero. Tu hermana.

  3. marisa dice:

    Entrañable boda de una pareja muy especial…. He tenido el placer de conocer a la Vero íntima y confidencial tras largas horas de conversación en nuestros viajes a Valencia y otras muchas ocasiones y efectivamente es un agua clara, limpia y llena de sensibilidad…. Me enorgullece ver la bonita familia que ha creado y la mujer en la que se ha convertido… Ah! Y bravo por esta hermana cercana… y llena de talento… Desde ahora leeré tu obra ! Un beso

  4. anna< rios dice:

    Muy bonito me emociona cuando lo leo, es muy especial, besos.

  5. Alejandro dice:

    Qué texto más bonito! Y, sobre todo, qué historia tan bonita! Envidio (sana) a tu hermana. Mis mejores deseos para ella en este nuevo camino que emprende ese gran río.
    De los mejores textos que te he leído por aquí, Paz.
    Un beso! 😉

  6. Paz Castelló dice:

    La verdad es que fue un día muy especial y espero que sólo el principio de un largo y feliz recorrido para la pareja (mi hermanita pequeña y su chico). Me alegro que os haya gustado.

  7. María Jesús dice:

    ¡Qué bonito, Paz!. Desde luego, tu hermana y Paco estarán orgullosos de tí. Me ha emocionado muchísimo leer tu “regalo” de bodas.

    ¡Un beso!

  8. Evelyn dice:

    Una historia preciosa que tendrá aún mucho recorrido. Además es un regalo muy especial para una pareja muy especial de una persona muy especial.
    Besos…Liene

  9. Loli Martinez dice:

    Precioso! me ha encantado, aunque siendo tu quien lo escribe no me sorprende nada, bonito regalo, enhorabuena a tu hermana y que sigan adelante con todo lo que tiene, que es mucho, un beso.

  10. ayelen dice:

    hermoso !! la verdad que tenes un don !

  11. Ana Maria dice:

    ¡¡¡¡Precioso!!!Me emociono cada vez que lo leo.:-).Pasapalabra.:-)

  12. Pilar Perez dice:

    Precioso, deseo a esos dos rios que ya són uno solo que siga corriendo para siempre que nunca se sequen y que esos pequeños lagos crezcán y crezcán hasta convertirse en grandes rios que sigan cercano al curso del rio principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *