Y de repente…

y de repente...

Y de repente me quedé afónica de tanto repetirte lo que soy, lo que me gusta y lo que te quiero. Y yo gritaba, a veces susurraba o, simplemente, repetía la letanía de quien mendiga amor. Pero debe ser que estabas sordo o, tal vez, que mis palabras eran demasiado necias para tus oídos, porque sólo el eco me dio respuesta y así, de repente, me encontré hablando conmigo misma.

Y de repente pasé de ser ciega a ser miope. Comencé a apreciar en ti los defectos que el amor difuminaba. No es que fueran irreparables, qué va, pero descubrirlos así, de golpe, cuando te creí perfecto, me dejó trastornada. Cuando quise cambiarte ya había perdido el ticket de compra y tuve que acostumbrarme a tenerte.

Y de repente sentí frío en pleno agosto. No era cosa del cambio climático, ni de una tormenta de verano, refrescante y pasajera. Era un frío de noche, de esos que te hacen acurrucarte y se te mete en los huesos. Y de repente pasó a mi corazón.

Y de repente me sentí sola cuando te sentabas a mi lado y aliviada cuando no. En tu ausencia encontré cobijo y en tu presencia desasosiego. Y  de repente quise escapar.

Y de repente dije que no, cuando siempre había dicho que sí. Y no entendiste mi mensaje porque para ti era como hablarte en un idioma que no querías aprender.  Dije no tantas veces, con mi voz, con mis ojos, con mis manos, que así, de repente me sentí libre y comprendí entonces que había sido prisionera.

Y de repente me salieron alas y reuní el valor para probarlas. Me lancé al vacío sin mirar abajo y desplegué mis deseos, no los tuyos, hasta conseguir aterrizar. Sí, fue difícil y hasta algo accidentado, pero ahí está la gracia. Sobreviví.

Y así, sola, de repente, me encontré con los pies en la tierra, la mirada en el cielo y hablando, como un nativo, el idioma de la autoestima. Aquel día, en aquel mismo instante, así, de repente, me di cuenta de que me había echado de menos y me alegré de verme después de tanto tiempo.

25 respuestas a “Y de repente…”

  1. Jani dice:

    Que bonito es!! Me siento muy identificada, hace años, tantos que ya ni recuerdo, tuve sentimientos muy similares a los de tu poema. Me gusta mucho como escribes, sigue así y ¡Ánimo!

  2. Alejandro dice:

    No sé como aplicar tu poema a todo lo que me está pasando en los últimos meses. No sé si es bueno o malo. El caso es que algunas cosas coinciden, otras no. Supongo que las historias son diferentes, no tienen nada que ver. A mi esto me suena casi a historia de maltrato…pero bueno, aún así, he de decirte una vez más que me ha encantado como todo lo que escribes por aquí y que he aprendido nuevamente de tu historia, no sé en que sentido, pero creo que he aprendido. Echo de menos tus emails. A ver si pronto te mando uno para actualizarte (voy superliado esta semanana con NCI que apenas he tenido tiempo de hablar con ella todo lo que quisiera…ya te contaré) y, sobre todo, para ver cuando nos vemos para tomar esas lights. A ver si después de toda la semana de pasión Herculana/Fogueril, ok? Qué te parece?
    Un besazo amiga,
    Te quiere un montón

    Alejandro, el wey! 😉

  3. Paz Castelló dice:

    A ti Jani, recuerda que lo mejor siempre está por llegar. Mi querido Alejandro, disfruta de este momento de euforia que ya sabes que estamos “conectados”. Gracias por vuestros comentarios.

  4. Evelyn dice:

    PRECIOSO…..

  5. anabel dice:

    Amiga, siempre me ha parecido tremendamente difícil describir un sentimiento, sobre todo si no lo has experimentado (y me consta que tú no lo has hecho). Sin embargo, tu definición del desamor sin motivo aparente es tan exacta que me has dejado con la boca abierta. Ya sabes que yo también desplegué mis alas hace tiempo y desde entonces no he dejado de volar, por eso cada vez son más fuertes y el vuelo cada día me proporciona una mayor sensación de libertad, de plenitud, de felicidad y de control en los aterrizajes. Sabes que vuelo acompañada, aunque no teledirigida, como antes. Sigo feliz y te lo cuento porque se que te alegras. Muchos besos y gracias por regalarnos tanta belleza literaria en forma de historias de cada día. “Larga vida al Blog de Paz Castelló…”

  6. ayelen dice:

    hace un tiempo me paso algo similar y nunca supe bien como describirlo en palabras, como siempre me dejas atonita con tus relatos, hay cosas que son similar a mi experiencia otras no obviamente… me gusta entrar en tu blog, segui asi. te mando un beso y te deseo lo mejor !

  7. Ana Maria dice:

    Nací con alas pero.. me las amputaron..¡¡tremenda fué la “leche”!!.Desde entonces, llevo paracaidas. ¡Mejor! pisar tierra firme aunque,es bueno tener siempre un buen.. “copiloto” al lado, por si las moscas….Por suerte hasta el momento… vuelo en primera clase. :)). ¡Es increíble Paz,cómo “plasmas” las experiencias de los demás con tus palabras!! .¿Será empatía o… videncia?.Me inclino por la segunda opción porque lo tuyo es algo…. “sobrenatural”. .))

  8. Javi dice:

    Y de repente…, el sentido de la vida te cobra un peaje por seguir su rumbo, te das cuenta que nada es gratis en este mundo y que la vida no sonrie siempre. Quizas un día aprendamos a distinguir, a valorar o a sentir esas señales y la paciencia sea solo un arma más de nuestra desdicha por los placeres que buscamos para colmarnos de felicidad, pero hasta entonces seguiremos andando y tropezando para aprender y asi pasaremos nuestra existencia sin darnos cuenta, pues ese día en el que se ilumine nuestra mente será el que recordemos toda lo atrás vivido, pero siempre quedara el consuelo de saber que vivmos para como dije antes.., aprender. Ojalá las alas les sirvan a muchas para asi terminar con tanta oscuridad y volar hacia esa luz. Sublime tu manera de expresarte, me encantó! Saludos!!!

  9. Francine dice:

    No hay nada peor que perderse a uno mismo en busca de otra persona. Es horrible sentirse como describes en ese texto, yo lo he sentido y, como bien dices, lo único que te queda es saltar la vacío y volar… Me ha gustado muchísimo Paz!!

  10. Angeles dice:

    Es increible como plasmas unas vivencias tan dolorosas si no las as vivido en primera persona,sin duda tienes un don…felicidades Paz!!

  11. vane dice:

    Sabes?? nunca te lo he dicho pero..
    a veces parece que escribo yo.

    (o si te lo he dicho?)
    Un abrazo

  12. Isi dice:

    Brutal!!! me siento tan identificado!!! y yo estoy en ello, a mi me están saliendo ahora las alas y ya tengo el valor para probarlas y llegado el momento me lanzaré al vacio; no se si aterrizaré accidentadamente o no, pero lo haré.
    Conozco a alguien que como he leido en uno de los comentarios, también quisieron amputarle sus alas, y también se pegó la ” leche”” y ahora va con paracaidas, por si las moscas. Pero un dia pisará tierra firme, y quien sabe, igual como la persona del comentario, también lleve un buen copiloto a su lado.
    Saludoss y gracias por estas maravillas

  13. Fernando dice:

    Me siento totalmente identificado, precioso paz. Un beso.

  14. Gerardo dice:

    Muy bueno. Un exacto retrato de quien sabe utilizr las alas para volar por si mismo y darse cuenta de su su propia valía.

  15. Sara dice:

    Yo tengo ésas alas, y las prové en un tiempo lejano. Ahora están detrás de mí, cerradas. Quizás algún día tenga el suficiente valor de volver a abrirlas.

  16. VICTOR JOSE dice:

    no tengo palabras porque los demas compañeros y compañeras ya te lo han dicho todo,eres fabulosa yyo mas bien pienso que tienes mucha empatia,eso es lo que hace conectar con las personas.

  17. jose ignacio dice:

    Precioso , yo también me eche de menos , empiezo a encontrarme .

  18. lucy dice:

    Que alivio me da sentirme identificada y que alguien mas a parte de mi, crea que voy a estar bien.
    Gracias leerte fue muy complaciente

  19. Raquel Pérez Cundíns dice:

    Describes mi situación…….Me he estremecido al leerte….
    Gracias Paz.

  20. LUNARES dice:

    Quisiera compartir un Poema que va incluido en mi libro “Las Alas de mi Alma”.
    EL DIA
    El día que a mis manos
    le crezcan alas,
    dejaré de creer en ti.
    El día que a mis ojos
    le crezcan alas,
    dejaré de ver por ti.
    El día que a mi corazón
    le crezcan alas,
    ese día, cariño mío,
    dejaré de vivir por ti.
    Y el día que a mi Alma
    le crezcan alas,
    me alejaré de ti.
    CHELO CORPAS (Lunares).

    P.D. : Y vaya sí me crecieron Alas!!!., pero lo mío no fue de repente Paz, fue muy poco a poco , pues duele, al menos a mi me dolió sentir como me crecían estas bbellas alas que me alejaron de el.
    Gracias por compartir y un abrazo.

  21. liza sanchezharo dice:

    Hermoso, y así de repente descubrí que me quería, descubrí mi autoestima…………..me encantó

  22. maría avila dice:

    precioso, muy terrenal y cotidiano .

  23. fina dice:

    Precioso, me encanta Paz.

  24. Delia dice:

    Paz….aunque se que es el caso de muchísimas mujeres en el mundo, sinembargo, al leerte sentí un escalofrio recorriéndome por la espalda……ni una sola coma diferente a lo que vivi, y lo que vivo y lo sentí solo mio. .. Gracias por ese talento, de poder describir atravez de tus líneas lo que muchas sentimos y vivimos…
    Delia.

  25. AnaMR. dice:

    Me encanta leerte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *