El Deseo

Desconozco el autor de la imagen. Si eres tú o sabes quién es, por favor, házmelo saber. Gracias

 

El deseo vive en el lado derecho de mi cama.

Arropadito entre las mantas para darme calor.

Si le doy la espalda me jadea en la nuca, esperando  y muriendo de ganas por tenerme.

El deseo es ardiente pero no quema, es impaciente pero no insiste, es celoso pero me entiende.

El deseo no descansa ni duerme, sólo retoza para sentirse vivo.

El deseo es juguetón y caprichoso, lo mismo me coge la mano y me invita a recorrerlo que me mira sin tocarme para saberse mi dueño.

El deseo no es servil pero me complace.

Es el rey de la seducción, el más poderoso.

Es invisible como todo lo que importa en la vida.

El deseo es adictivo, vital como el aire y húmedo como el agua.

El deseo me domina.

El deseo me domina porque yo quiero.

11 respuestas a “El Deseo”

  1. Toni López dice:

    Mi deseo es poder explicarme con palabras la décima parte de bien que lo haces tú, gracías Paz por tan bellos textos.

  2. Sacra dice:

    Hermoso rincón donde retozar de tanto deseo encontrado.
    Felicidades.

  3. salome dice:

    Me encantan las poesias, escribo poesia por que me gusta cuando puedo, leo poesias por que me gustan muchisimo. En cuanto podaís enviarme otra que me gustan mucho leerla y para mi son preciosas, romanticas, agradables, no se puede decir con palabras todo.

  4. mariana dice:

    hermoooosoooo!!

  5. Ana Maria dice:

    Deseo…..desear….que… todo el mundo se desee.
    Lo mío no es la poesía ;se me nota mucho ¿no?.:). Pero tú eres muy…… “prosaética” (nuevo “palabro”). :))

  6. PEDRO dice:

    Que texto tan lindo

  7. Pilar Perez dice:

    Me ha encantado todos podemos en algún momento identificarnos.

  8. Karmina dice:

    Que nunca desaparezca el deseo …sería desparecer como personas. Besos

  9. Angeles dice:

    Precioso texto.Muy identificativo

  10. marián sanchez fernandez dice:

    OLÉ 🙂 <3

  11. Ricardo Alfonso Contreras Escalante dice:

    Sin deseos … no hay vida!!! Deseo, mi leida Paz, que siempre estés ahí, en cualquier lado de mi mente, para desear leerte incondicionalmente, fresca como la brisa mañanera y plena como luna llena. Un Abrazo Amazònico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *