Recuérdame

Diane-Arbus_Self-portrait-

Fotografía: Diane Arbus 1923-1971

Recuérdame con la ilusión de un niño con zapatos nuevos, con el sabor del primer beso, con el aroma del café.

Recuérdame con la luz tenue de un atardecer y cuando quieras olvidarme, recuérdame.

Recuérdame sólo un segundo y añórame una vida entera.

Recuérdame durmiendo en los sueños compartidos y recuérdame despierta en los sueños que rompiste.

Recuerda nuestros desayunos calientes y nuestras cenas frías.

Recuerda mis encargos de cariño a domicilio.

Cuando quieras morir en vida y vivir muriendo, recuérdame y mi ausencia será tu castigo. Viajaste sin peaje y ahora no hay camino sin olvido.

Recuérdame de pie cuando viví arrodillada y guárdate mis silencios de gritos ciegos.

Y cuando desees robarle al tiempo tus recuerdos no olvides que, aunque pegues de nuevo sus pedazos, nunca más serán realidad.

Recuérdame que yo te olvido.

2 respuestas a “Recuérdame”

  1. Ana Maria dice:

    A mí que me recuerde pero, que se olvide de, la “tarifa plana” 24 horas :)).

  2. Liliana dice:

    Dejar huella, para que tu recuerdo sea sentencia. Me encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *