Tan sólo una semana

cama

El lunes te conocí.

Te pagué el café y reí tus gracias.

Una grata compañía para tus palabras que lloran, sudan y respiran una rabia inacabada.

El martes calenté tu cama, arrugué tus sábanas, compartimos ducha y hasta una tostada.

El miércoles fue de silencio.

Ni un café ni una tostada, ni siquiera una llamada.

El jueves sí hubo palabras.

Y mensajes.

Y otra vez a las andadas.

Pero de tan poco que dijiste pensé que del jueves no pasaba.

Pero llegó el viernes y allí estabas.

Esta vez el café eres tú quién me lo paga.

Mucha azúcar y mucha ansia por ahogar conmigo tu vida fría y tus ilusiones flacas.

Fue aquel un sábado errante.

Sí estaba tu cuerpo pero no tu alma.

Paseé por tu cintura y me detuve en tu espalda

Y te dije “Hasta mañana”.

El café cierra en domingo y también lo que empezaba.

No te busqué porque no estabas.

Tan sólo una semana, eso fui.

Una isla de tiempo en la vida de una extraña.

Nunca más volví a verte.

Y me pregunto

¿Con quién compartirás tu rabia esta semana?

21 respuestas a “Tan sólo una semana”

  1. Eduardo dice:

    Ole y ole y ole!!!!!
    Muy bonita de verdad

  2. NuestraRed dice:

    Otra perla más de collar que poco a poco vas engarzando…
    ¡Sigue así, amiga!

    Abrazos,
    Daniel Alvarez

  3. Pablo dice:

    Muy bueno Paz, ultimamente me estoy enganchando a leer tu blog, muy bueno. Muchas gracias por animar un poco más la red.

    Simplemente !GENIAL¡

  4. chispa dice:

    soy tan sentimental que ahora mismo me pondria a llorar,y es que
    haces llorar a cualquiera chica.

  5. naufrago dice:

    Ante todo,darte las gracias por crear una ventana a esta vida de locos, por traer un poco de Paz, a esta rutina de desenfreno y sobre todo por ser lo que me sugiere la foto de tu cabezera, un café calentito, con espuma, como me gusta a mí y sobre todo una pausa, para acordarme de las cosas que de verdad importan.
    De sentir , que es lo que tus palabras hacen por mí.

    MUCHAS GRACIAS.

  6. Liberto dice:

    Tu relato es tan real como la vida misma. ¿Quién no ha vivido una situación de estas?

    un abrazo y hasta la próxima entrada

  7. Maria jose dice:

    Me gusta,pero me ha hecho recordar experiencias pasadas que no me gustaron,pero me gusta leer que la vida por mucho que creamos que cambia,sigue siendo “La vida”

  8. Ana Maria dice:

    Un relato…corto….pero intenso.Como un buen café. :))

  9. Lola Mariné dice:

    Amores fugaces…a mi también me recuerda algún momento del pasado.
    Muy bueno, niña.
    Besos

  10. Ma Antonia Moyano dice:

    Eso suele pasar muchas veces . Solo somos , poco tiempo en la vida de las personas , en la que no saben valorarnos . Peor para ellos . Has descrito la realidad de muchos y no puedo decirte otra cosa !!ME HA GUSTADO MUCHO !!.

  11. Angeles dice:

    Admirable esa facilidad que tienes para plasmar en escritura lo que muchos no sabemos decir con palabras…!!!!!!FELICIDADES¡¡¡¡¡¡¡

  12. Lola dice:

    Muy cierto, muy real, a veces de un poco más- como me ocurrió a mi- para luego olvidar facilmente todo lo dicho, todas las promesas…pero como dice en facebook Agustín, mejor que aguantar más tiempo a una persona asi, que solo hacen sufrir. Un abrazo Paz.

  13. PEDRO dice:

    Una verdad como una catedral

  14. maria navas dice:

    Todos tenemos pasado señal de lo vivido y un cafe compartido,a veces un poco mas, con rabia de lo que pudo haber sido . La rabia la compartiria con……………………

  15. luis alcon dice:

    Que bueno. A veces es mejor así. Las personas somos tan complejas que tal vez más tiempo nos vuelve falsos, Así nadie se engaña, quizás uno mismo pero aposta. Me ha gustado mucho.

  16. jose ignacio dice:

    Genial , vivi algo parecido

  17. Kathia dice:

    me encanta!!

  18. Abercial dice:

    Ja, ja, ja!! Eso es lo que alguna vez debió sucederme a mí con personas que me ha costado muchomàs tiempo darme cuenta de lo mismo que otros dedicen en una semana!!!, lo mío es pérdida de tiempo, lo màs preciado!!, què historia màs simpàtica!!. Un besito

  19. GENI dice:

    una idílica situación vivida en un momento de frugalidad…donde afloran sentimientos y análisis del corazón…..como siempre extraordinaria en tu bien conocimiento del alma femenian…Besos Paz

  20. MARIA JOSÉ dice:

    Escribes a la vida y a todos los que la vivimos, situaciones vividas que dejan siempre huella, todo aunque no lo creamos deja un sello en nosotros..gracias Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *