Adiós

Adiós

Hace tiempo que no estás pero fue ayer cuando te dije adiós. Es curioso cómo la ausencia deja una presencia durante un tiempo que simula que sigues ahí, pero sin estarlo. Y cuando te acostumbras a este fantasma, de repente, sin avisarlo, se evapora con el café de la mañana. Te olvidaste el cepillo de dientes, una camiseta, y un reloj. Ahora ¿cómo me echarás de menos si no sabes cuánto tiempo estás pasando sin mí? También te olvidaste tu olor en la almohada y no me cabe en ningún cajón. Desayuno tu recuerdo con tostadas pero no me saben tan dulce como tu presencia. De camino al trabajo cada día, hago inventario de cariños y no me salen las cuentas. Siempre fui más de letras. ¿Por qué tengo la sensación de caminar por la vida con los zapatos cambiados de pie? Quizá por eso tropiezo tanto. No sé, esta vez no me esperaba necesitar gafas de cerca para ver las grietas de nuestra historia, claro que tú siempre tuviste buena vista. Y hablando de miradas, últimamente la mía anda perdida entre el rencor y la melancolía, a ratos se da paseos por la rabia, así, sin avisar. Y cuando intento que  se tome un café con el futuro e inviten a la esperanza, me da por cerrar los ojos.

7 respuestas a “Adiós”

  1. faroni dice:

    Cuando ha entrado tu correo con tu nuevo artículo “Adiós” me has pillado viendo paisajes de Islandia, escuchando “Cigarettes” de Russian Res, una y otra vez, y soñando despierta.
    Querida Paz, cómo me gustan tus artículos y las fotos que los acompañan. Ánimo, sigue así , que aqui tienes una “pazadicta”. Besos

  2. chispa dice:

    espero que tu nunca nos digas adios como en tu articulo,y que nos
    sigas sorprendiendo con tus escritos.

  3. Ana Maria dice:

    Yo soy más de…hasta luego.¡¡Precioso relato Paz!.Lo rescaté el otro día pero no lo había comentado y mira que los leo todos.

  4. angeles dice:

    Precioso relato,como siempre genial ,un beso Paz

  5. MARIA NAVAS dice:

    A veces decir adios cuesta pero cuando das el paso,te quedas unos dias de luto, despues vuelves ala vida esperando no tropazar mas.

  6. Ángeles dice:

    Qué descripción de la fase de desolación de una pérdida. Muy sentida y exacta. Y muy triste. Es así. No le falta ni le sobra nada. Sencilla y complicada a la vez. Genial (si lo sabré yo…)

  7. Pilar Perez dice:

    Duros los adioses, duros los recuerdos de ellos, pero a veces necesarios. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *